Pamukkale

El paisaje de Pamukkale es único en el mundo: terrazas blancas, escalonadas, que albergan piscinas naturales de agua termal, proveniente de 17 manantiales. El agua, con un alto contenido de calcio y bicarbonato, va cayendo en cascada de una terraza a la siguiente. Al enfriarse y secarse forma las paredes de estas piscinas en las que miles de personas, locales y turistas, se bañan cada año.

Las Ruinas de Hierápolis

En este lugar se levantaba la antigua ciudad de Hierápolis (“Ciudad sagrada”), fundada, según algunas teorías, en el siglo I AC, por Eumenes, rey de Pérgamo, aunque otras teorías dicen que podría ser una construcción seléucida del siglo IV AC. La ciudad, dedicada a Apolo, era visitada, ya en esa época, por quienes buscaban los beneficios de sus aguas termales. La ciudad fue destruida por un terremoto en el 1334.

Las ruinas de Hierápolis son otra de las atracciones de Pamukkale. Podemos visitar el teatro (uno de los mejor conservados del período romano de Turquía), la Casa de Baño, la Puerta Norte, o Puerta de Domiciano, con sus arcos y torre, del siglo I D.C.; la puerta bizantina, del siglo II; la Necrópolis; la Piscina Sagrada o Piscina de Cleopatra, dentro de la cual hay restos arqueológicos sumergidos; el nymphaeum (cisterna que distribuía el agua en la ciudad); el Templo de Apolo; el Plutonium, la cueva sagrada que, se creía, era la entrada al Inframundo; el Martiryon de San Felipe; y otra serie de muy interesantes restos arqueológicos.

Visita Pamukkale

Una de las formas típicas de llegar a Pamukkale y Hierápolis es haciendo un circuito que parte de Estambul hacia diferentes atractivos de Turquía. 

Se trata de una forma muy práctica de conocer los principales atractivos, ya que no debes preocuparte por nada: incluye el alojamiento, los traslados y las visitas con guías en español.

Hay diferentes opciones dependiendo la cantidad de días que quieres invertir en tu viaje. Consulta todas las opciones de tours desde Estambul y reservar el que desees.

pamukkale

Cómo llegar: 

El primer paso es llegar a Denizli, la opción más recomendable es por medio de avión. Una vez allí, hay autobuses que llevan desde la terminal de Denizli (Denizli Otogar) a Pamukkale.