Ferrocarril Estambul

En el lado europeo de Estambul hay una estación muy particular, llamada Estación de Sirkeci, cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XIX, siendo inaugurado exactamente en 1890.

Fue construido por un arquitecto de Prusia al estilo orientalista. Curiosamente, esta inauguración coincidió con la prolongación del legendario Orient Express hasta Estambul.

Líneas del ferrocarril de Estambul

Si bien el tren en Estambul no es un medio de transporte cómodo y moderno, su importancia radica, sobre todo, en su capacidad para contarnos historias y en la magia que envuelve este medio que parece haberse quedado estancado en el tiempo.

Todavía teniendo en cuenta esto, hay dos líneas de ferrocarril o Banliyö Treni en Estambul, una en el lado europeo, y otra en el lado asiático.

  • La línea de ferrocarril del lado europeo es la B1, Sirkeci-Halkali. Va desde la estación Sirkeci hasta el distrito Halkalı pasando por Seraglio y a lo largo de la costa del Mar de Mármara. Tiene paradas en Cankurtaran, Kumkapı, Yenikapı (puerto principal de los catamaranes IDO), Yeşilyurt (la estación más cercana al Aeropuerto Atatürk) y Yeşilyurt. Está en funcionamiento entre las 05:45 y las 24:00 h, con una frecuencia de 15 o 20 minutos.

  • La línea de ferrocarril del lado asiático es la B2, Haydarpaşa-Gebze. Va desde la estación Haydarpaşa a Gebze pasando por Fenerbahçe, Suadiye, Bostancı, Kartal y Pendik. Está en funcionamiento entre las 05:00 y las 24:00 h, con una frecuencia de entre 15 y 25 minutos.

  • A la estación de Sirkeci llegan cada día trenes directos desde los países circundantes, como por ejemplo el Bosphorus Express, que viaja desde Bucarest, otros son el TransBalkan Express, que también proviene de Bucarest, el Balkan Express circula desde Belgrado vía Sofía y el IC 90/91 desde Tesalónica, y conecta con Atenas.

La Estación de Sirkeci

En la actualidad es probablemente la estación más característica de Estambul porque constituye un auténtico hervidero de locales y viajeros que pasean por las innumerables tiendas de sus alrededores, librerías y talleres de artesanía. Además, se encuentra muy cerca de las principales atracciones turísticas como la Mezquita Azul, Santa Sofía o el Palacio Topkapi.

El Orient Express

El mítico tren de larga distancia que unía París con Estambul, era considerado uno de los más lujosos del mundo, y su suntuosidad sirvió como influencia para configurar el escenario de uno de los libros más famosas de la literatura de Agatha Christie, ‘Asesinato en el Orient Express’.

Aunque el tren ya no llega hasta la estación de Sirkeci, aún reina ese romanticismo y magia que envuelve al Orient Express del XIX. Llegar en este medio de transporte viendo Santa Sofía es una experiencia viajera irrepetible que no tiene nada que ver con cualquier experiencia que puedas vivir desde aeropuertos o estaciones de autobuses modernas.

Ferrocarril de Estambul