Autobuses Estambul

El servicio de autobuses de Estambul es muy amplio, ya que cuenta con unas 500 líneas diferentes, con 8.000 paradas. Sin embargo, para los turistas puede ser algo complicado de entender. Es por eso que te recomendamos que, si quieres moverte por la ciudad, optes por otro medio de transporte o bien te informes previamente de todas las combinaciones que quieres o necesitas hacer en la web oficial de la IETT.

Ten en cuenta que tan solo las paradas más importantes disponen de información sobre las rutas, y para más inri, muchos autobuseros no saben hablar inglés. Puedes optar por el taxi, por el metro o el tranvía, que son bastante más claros y comprensibles.

Aun así, si te apetece aventurarte en la complejidad de la red de autobuses de Estambul, debes saber que hay dos clases de autobuses: autobuses normales (públicos y privados) y minibuses o dolmus.

Autobuses normales

Los autobuses públicos están operados por la empresa IETT. Por lo general van muy llenos y son algo lentos, pero pueden ser útiles para tener una visión general de la ciudad.

Los vehículos son de color rojo y blanco, o verdes cuando utilizan algún combustible no contaminante.

Los autobuses privados, están operados por distintas empresas y cubren las rutas más transitadas. El precio del billete es el mismo que para los autobuses públicos. La única diferencia es que, en algunas líneas, se puede pagar el billete en efectivo en el mismo autobús, en lugar de utilizar el akbil o la Istanbulkart, que también son válidos en estos transportes, aunque no los billetes IETT.

Los autobuses privados son de color verde o celeste.

Tanto los públicos como los privados funcionan entre las 6 de la mañana y las 11 de la noche.

El precio del autobús en Estambul es de 2 TL (1 jeton). Con akbil o Istanbulkart 1,65 TL.

Los billetes de autobús se adquieren en los puestos señalados con la sigla IETT.

Minibuses

Los minibuses son autobuses de no más de 10 plazas, que realizan trayectos fijos, aunque no tienen paradas fijas, por lo que, para tomarlos, simplemente debes detenerlos en la calle.

El destino está indicado en la parte delantera del minibús. Para bajar, hay que avisar al conductor cuando queremos hacerlo. El billete es algo más caro que el del autobús común, pero resulta más conveniente que el taxi. El precio varía según la distancia a recorrer, y se paga directamente al conductor.

Autobuses de Estambul