Bebidas

La exquisitez de la gastronomía mexicana no se limita solo a los platillos. Hay incontables bebidas  que se sirven como acompañamiento en las comidas, para refrescarse en los momentos de calor o incluso como alimentos vigorizantes antes de emprender un viaje o una tarea laboriosa.

Bebidas alcohólicas

Tequila

Más que una bebida es una carta de presentación del pueblo mexicano alrededor del mundo. La bebida se elabora a partir de la doble destilación de los jugos de agave azul y la posterior maduración en barricas de roble o encino. Cuenta con denominación de origen.

Mezcal

Se obtiene de la destilación del corazón del maguey. En la época prehispánica era una bebida exclusiva que tenía un uso ceremonial y no estaba al alcance de todos. En muchos casos se le agrega gusanos, crema de café o cedrón al producto destilado.

Pulque

Tiene un característico color blanco y es muy espeso. Se obtiene de la fermentación del jugo del maguey. Cuando al pulque se le agrega fruta y un endulzante se llama pulque curado. Puede ser de piña, de jitomate, fresa, guayaba, mango, piñón, nuez… ¡y la lista continúa!

Pox

Se obtiene de la fermentación de maíz, trigo y caña de azúcar. En los pueblos originarios la fabricación era en los hogares y su uso era ritual. En el presente la bebida sigue simbolizando unión y fraternidad.

Colonche

Se trata de una bebida alcohólica de intenso color rojizo hecha a partir de la fermentación de la tuna, el fruto de un cactus. Es efervescente y de sabor dulce.

Bebidas sin alcohol

Atole

El atole o atol se hace cocinando maíz en agua y se sirve bien caliente. Para añadirle sabor se usan especias como vainilla, canela, anís y cacao o saborizantes como pulpa de fruta. Es aromático y reconfortante.

Pozol

Está hecho a base de una pasta de maíz, generalmente mezclada con cacao. Se sirve a temperatura ambiente o frío y se puede tomar solo, con azúcar o leche.

Aguas frescas

Las aguas frescas se preparan a base de frutas o granos y azúcar. Entre las frutas las más populares son el limón y la naranja, pero puede ser también de sandía, mango, coco, papaya, etc. También se toma agua de cebada, alfalfa o de Jamaica, elaborada a partir de la rosa de Jamaica.