Centro histórico

El casco histórico de la ciudad de México es uno de los más importantes de América. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y está conformado por 668 manzanas que albergan cerca de mil quinientos edificios de valor histórico o cultural.

Recorrer el centro histórico de México es una verdadera panacea para los viajeros, que encontrarán sitios de interés a cada paso.

La ciudad de México ha sido construida sobre la traza de la antigua México Tenochtitlán, por lo que algunas de sus reliquias se remontan a tiempos precolombinos. Es el caso, por ejemplo, del Templo Mayor, cuyo Museo expone los hallazgos hechos en el centro ceremonial.

El centro histórico conserva edificios de la época colonial y de los primeros años posteriores a la Independencia mexicana. De estas épocas destacan:

El centro histórico no solo reúne gran cantidad de edificios de valor histórico, sino que tiene el encanto de la cultura que se vive y se respira. El barrio rebosa de tiendas típicas y restaurantes. Allí se encuentra por ejemplo la dulcería Celaya, la primera de la ciudad, que abrió sus puertas en 1874. También el tradicional Café de Tacuba, uno de los principales puntos de encuentro de CDMX. Y por último, algunos sitios desde donde apreciar las mejores vistas de la ciudad, como el Mirador de la Torre Latino.

Centro histórico de México