Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl

El Parque Izta-Pop, como se conoce comúnmente al Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, es una de las áreas protegidas más antiguas de México. Tiene una extensión de 40 mil hectáreas, es hogar de dos de las tres cumbres más altas del país y protege incontables especies de hongos, flora y fauna locales. En él encontrarás algunos de los paisajes naturales más lindos de todo México.

Paraíso de caminantes

En el parque hay seis rutas de senderismo perfectamente señalizadas que invitan a sumergirse por completo en la naturaleza y observar los animales y plantas del lugar. Algunos senderos te llevan entre cascadas hasta fabulosos miradores desde donde se observan las montañas más altas del parque: Iztaccíhuatl y Popocatépetl.

Montañas divinas

Los imponentes volcanes, con su monumental silueta, causaron una profunda impresión en los mexicas. Ambos fueron objeto de culto y veneración, y en sus faldas se llevaban a cabo importantes rituales religiosos.

Las montañas también estuvieron presentes en la historia de los primeros exploradores españoles. Fue desde el paso que une ambos volcanes que los hombres de Hernán Cortés avistaron por primera vez el Valle de México y la incomparable México-Tenochtitlán. El punto lleva ahora el nombre de Paso de Cortés. Hay quienes dicen que desde allí se obtienen las mejores vistas del Valle de México.

Los grandes hitos del parque son sin duda los dos volcanes:

  • Popocatépetl. Se eleva 5.542 metros sobre el nivel del mar y es la segunda cima más alta de México. Se cree que se formó hace 12 millones de años y su nombre significa “volcán que humea”. Debido a su actividad volcánica está prohibido escalarlo. Las mejores panorámicas de su humeante silueta se obtienen desde su hermano, Iztaccíhuatl.

  • Iztaccíhuatl. Con 5.280 metros sobre el nivel del mar en su punto más alto, el Iztaccíhuatl es el tercer pico más alto de México. Su nombre en náhuatl significa “mujer blanca” o “mujer dormida”, y hace referencia a su silueta, que recuerda la de una mujer recostada. Por este volcán sí se puede ascender. Tiene espectaculares miradores a distintas alturas.

Qué hacer en el Parque Nacional Izta-Pop

  • Senderismo. En el parque hay 6 caminos que se pueden recorrer de manera relajada, aptos para todos los niveles. Podrás disfrutar del aire puro y conocer bonitos paisajes, aunque las mejores vistas quedarán fuera de tu alcance, ya que se hallan un poco más arriba.

  • Bicicleta de alta montaña. Si eres un apasionado del ciclismo de aventura, no puedes perderte la oportunidad de recorrer los senderos del parque en bicicleta.

  • Montar a caballo. Y si te gustan las cabalgatas, el parque también es el lugar perfecto para montar y perderse en los senderos al trote.

  • Alpinismo. Sin embargo, la mejor manera de disfrutar el parque al máximo es haciendo un ascenso. Como comentamos anteriormente, no es posible subir al Pop, pero sí al Izta. Este asenso debe realizarse en compañía de un guía profesional. Si no realizas el paseo con un tour, debes contratar un guía de montaña e inscribirte en el Centro de Atención al Visitante.
    La travesía no es extremadamente exigente, pero debes estar en buenas condiciones físicas y tener la vestimenta adecuada. Es imprescindible el uso de crema solar, calzado cerrado con suela antideslizante y ropa de abrigo (guantes y bufanda incluidos).

Visita el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popoctépetl desde Ciudad de México

El viaje hasta el Parque Izta-Pop desde México toma algo más de dos horas. Tendrás que tomar primero un autobús hasta Amecameca y desde ahí un taxi o combi hasta Paso de Cortés. El trayecto puede resultar muy agotador si pretendes ir y volver en el día por tu cuenta. Lo más recomendable para hacer la visita es contratar un tour que incluya los traslados desde y hasta el hotel y un guía para el ascenso.

Excursión a los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl

La excursión a los volcanes será una excelente forma de conocer el parque. Pasaremos a buscarte por el hotel en un vehículo climatizado para llegar al Paso de Cortés. Desde allí comenzaremos el ascenso por la falta del Iztaccíhuatl acompañados por un guía experto. Tendrás la oportunidad de decidir tú mismo hasta dónde quieres llegar: el primer mirador, a 3.800 msnm, el segundo mirador, a 4.300 metros o el tercero, a 4.800. En el camino disfrutarás de increíbles vistas del Popocatépetl.