Pirámides de Teotihuacán

A menos de cien kilómetros de México se encuentran las ruinas de la ciudad sagrada de Teotihuacán. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la zona arqueológica guarda algunos de los tesoros más importantes de las civilizaciones mesoamericanas:

  • La Ciudadela
  • El Templo de la Serpiente Emplumada
  • La Calzada de los Muertos
  • La Pirámide del Sol
  • La Pirámide de la Luna

En su momento de mayor esplendor, Teotihuacán llegó a albergar más de cien mil habitantes, y fue uno de los centros urbanos más grandes del mundo antiguo. Sin embargo, son muchos los misterios que todavía rodean a la ciudad, ya que no se sabe quiénes fueron sus pobladores originarios. Los aztecas encontraron la ciudad vacía y decidieron asentarse en ella y darle el nombre de Teotihuacán.

Edificios impactantes

La Calzada de los Muertos es el eje principal de la ciudad, con 40 metros de ancho y más de 4 kilómetros de longitud. A lo largo de ella se encuentran las construcciones más importantes de Teotihuacán.

La Pirámide del Sol es el segundo edificio más grande de toda Mesoamérica, con una impresionante altura de 63 metros y una planta de 225 metros por lado. La Pirámide de la Luna es uno de los edificios más antiguos de Teotihuacán. Tiene 45 metros de lado y 45 metros de alto. Ambas pueden ser escaladas y las vistas desde cada una son imperdibles.

En La Ciudadela se encuentra la pirámide de la Serpiente Emplumada, uno de los monumentos más llamativos de la ciudad. El edificio entero se halla decorado con esculturas que representan a la Serpiente Emplumada, una de las divinidades mesoamericanas más importantes.

Pirámides de Teotihuacán

Horario: 

Todos los días: de 09:00h a 17:00h.
Museo: todos los días de 09:00h a 16:30h.

Precio: 

General: 70$.
Permiso para cámaras: 45$.
Coches: 45$.
Niños menores de 13 años: gratis.

Dirección: 

Carretera México-Teotihuacán, kilómetro 46.
Teléfono: 01 594 95 6 02 76

Cómo llegar: 

Autobús: en la Terminal del Norte, puerta nº 8. El viaje dura 1 hora aproximadamente.