35 cosas que ver y hacer en Ciudad de México

Un viaje por la Ciudad de México es una experiencia para vivir con todos los sentidos. La aventura no termina en los imprescindibles que hay para descubrir en la ciudad, sino que apenas comienza en ellos.

Además de conocer encantadores edificios de arquitectura colonial y asomarte a las culturas originarias en los yacimientos arqueológicos, tienes que pasearte por los mercados de artesanías, conocer el ambiente de sus barrios de moda, disfrutar la música de los mariachis y saborear la incomparable gastronomía mexicana, considerada Patrimonio de la Humanidad.

Chequea esta lista de 35 cosas para ver y hacer en la ciudad y sumérgete de lleno en la experiencia CDMX.

1. Tomarte una foto junto a las letras gigantes CDMX en la plaza del Zócalo. ¿Sabías que el antiguo México DF ahora se conoce como CDMX? Es la misma ciudad de México de siempre, pero que adoptó un nombre más moderno.

2. Asomarte a las ventanas arqueológicas del Centro Histórico. Son espacios que protegen y exhiben restos arqueológicos. Busca las de la Catedral, los jardines del Palacio Nacional y el Centro Cultural España ¡y sorpréndete!

3. Visitar el paraíso de los libros en la Biblioteca de México. Funciona en un edificio del siglo XVIII y tiene nada menos que ¡580 mil libros! Cuando estés allí, no te pierdas la hermosa cenefa de gatos estilo art decó que adorna el piso de la Biblioteca Personal de Carlos Monsiváis.

4. Subir a las pirámides del Sol y de la Luna en Teotihuacán. La energía que vibra allí es electrizante. Te recomendamos hacer la visita a las pirámides con un guía para conocer más sobre las fascinantes civilizaciones mesoamericanas. Y si quieres vivir una experiencia fuera de serie, también puedes sobrevolar Teotihuacán en globo.

5. Pasear por el Paseo de la Reforma. Una de las calles más emblemáticas de México, donde se encuentra el Ángel de la Independencia. A un tiro de piedra de este monumento encuentras una sucursal de La Casa de Toño, donde puedes probar la mejor comida mexicana a precios muy accesibles. En Londres 144.

Ángel de la Independencia - Ciudad de México

6. Ver el Ángel de la Independencia. Siéntate en alguno de los bancos de la placita que está enfrente para descansar y apreciarlo bien. Si estás en México y no tomaste una foto del ángel, casi que tienes que volver solo para hacerlo, así que, que no se te olvide.

7. Ver la Piedra del Sol en el Museo Nacional de Antropología. En el mismo museo encuentras también el monolito de Tláloc  y la Tumba del rey Pacal, entre otras muchas maravillas. Si quieres aprovechar realmente el paseo, lo mejor es hacer la visita junto a un guía experto que te descubra cada detalle de las piezas. 

8. Visitar el Templo Mayor. Para conocer las ruinas del que fuera el templo más importante de México-Tenochtitlán. Allí podrás ver miles de piezas de la época prehispánica, entre ellas, el fascinante monolito de la diosa de la luna, Coyolxauhqui, “la adornada de cascabeles”. ¿Existe nombre más poético para llamar a la luna?

9. Subirse al tranvía ecológico del Bosque de Chapultepec. Ya que estás en el bosque, no dejes de acercarte al Castillo de Chapultepec, donde encuentras una grandiosa colección de piezas de arte y de uso cotidiano desde la Independencia hasta el siglo XX.

10. Hacer una escapada a Cholula. Si visitas la Gran Pirámide, te sorprenderás con su base de 400 metros de lado, ¡aún más grande que la de Giza! Para aprovechar al máximo el tiempo puedes apuntarte en este tour que te lleva también a conocer Puebla, famosa por su cerámica y su delicioso “mole poblano”.

11. Descubrir las plantas nativas de México en el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM. Es uno de los más antiguos y bonitos de la ciudad. 

12. Desayunar o merendar en La Casa de los Azulejos. En la emblemática construcción de la calle Francisco I. Madero, funciona hoy un local de la famosa cadena Sanborns. Pide un omelet mexicano y saboréalo mientras disfrutas los detalles arquitectónicos del edificio.

13. Viajar por la historia de México visitando los museos del interior del Monumento a la Revolución, el punto de encuentro por excelencia de los ciudadanos mexicanos.

Monumento a la Revolución - Ciudad de México

14. Asistir a un espectáculo de lucha libre. Es parte fundamental de la cultura mexicana. No hace falta ser un fanático de las peleas para apreciar el show. Gran parte de la diversión pasa por observar lo que sucede en la platea, donde todos apoyan a su favorito a los gritos.

15. Disfrutar de un show de mariachis en la famosa plaza Garibaldi. Los alrededores están llenos de bares. Siéntate en el clásico Salón Tenampa a beber un mojito y disfrutar el ambiente. El Turibús, el autobús tuístico de CDMX, te lleva hasta este y otros puntos clave de la ciudad de forma muy práctica.

16. Comprar una artesanía mexicana original en el Bazar Sábado. La variedad es inmensa, encuentras desde ropa bordada hasta cerámica. Termina el paseo comiendo algo en el restaurante que se encuentra en el medio de la casona, a cielo abierto: ¡una pasada! 

17. Encontrar el alojamiento perfecto para ti. En el casco histórico, si quieres estar cerca de todo. En la Zona Rosa o Condesa, si buscas actividad nocturna y buen ambiente. En Polanco, si estás en plan de lujo. Y por último, en Benito Juárez si quieres ahorrar todo lo posible.

18. Conocer la biblioteca Vasconcelos, famosa por su arquitectura de vanguardia. Un buen lugar para hacer fotos y descansar en sus amplias salas mientras aprovechas el wifi gratuito.

19. Pasear en trajinera en Xochimilco. ¡Es una experiencia fascinante! Te subes a una colorida barca con mesa y paseas por los canales mientras otras balsitas se te acercan para ofrecerte comida o tocar una melodía mariachi. Una de las mejores excursiones para hacer en México y sus alrededores.

20. Visitar el Museo Dolores Olmedo. Ya que estás en Xochimilco, date una vuelta por este museo para ver la colección más grande de trabajos de Frida Kahlo y Diego Rivera y disfrutar de un jardín con plantas autóctonas, pavos reales y ¡perros xoloitzcuintles!, originarios de América.

21. Subir al mirador de la Torre Latinoamericana. Desde la terraza, en el piso 44 y a 138 metros de altura, tienes grandiosas vistas de la ciudad.

Torre Latinoamericana - Ciudad de México

22. Deleitarte con la cocina de Los Vegetarianos. El paseo por la peatonal Madero es infaltable, y la caminata seguramente te abrirá el apetito. ¿Dónde sentarte a reponer fuerzas? En este restaurante vegetariano con música de piano en vivo. Lo encuentras en Francisco I. Madero 56, 1er piso.

23. Dar un paseo por el Parque La Mexicana, en el barrio de Santa Fe. Recientemente inaugurado, se ha convertido en uno de los lugares favoritos de los mexicanos para pasear, tomar un café o hacer ejercicio.

24. Seguir los pasos de Sor Juana Inés de la Cruz. Puedes visitar el ex Convento de San Jerónimo para descubrir el lugar donde nacieron versos brillantes como “Hombres necios que acusáis". El edificio en sí es una maravilla colonial, y en sus dos pequeñas galerías se presentan obras de arte local.

25. Subir a volcán Iztaccíhuatl. Tal como lo lees, es posible ascender a uno de los volcanes más famosos de México. La ruta es bastante sencilla y en el camino llegas a ver el Popocatépetl. Puedes hacer la excursión con guía en español y traslados incluidos.

26. Visitar el Mercado de la Merced. Para perderte en el caleidoscopio de aromas y colores de las frutas, verduras y especias locales. Es una de las postales más genuinas que puedes tener de la ciudad. Consejo: no vayas con mochila, resulta muy incómodo moverse por los pasillos con ella.

27. Probar el chocolate mexicano. Si quieres descubrir de paso la historia y el proceso de fabricación del chocolate, te recomendamos acercarte a Mucho Mundo Chocolate, donde reverencian y comparten la tradición y la cultura del cacao. En Calle Milán n°45, esquina con la Calle Roma, Colonia Juárez.

Chocolate mexicano

28. Conocer uno de los santuarios más grandes de Latinoamérica. Para los creyentes, la visita a la Basílica de Guadalupe es una experiencia mística incomparable. Pero su increíble arquitectura te hará alucinar aunque no seas creyente. Puedes visitarla con esta excursión que incluye también la visita a Teotihuacán y Tlatelolco.

29. Visitar la mejor ciudad del mundo. San Miguel Allende fue elegida en distintos rankings de viajeros como el mejor destino del mundo. Cuando la visitas es muy sencillo descubrir por qué: su arquitectura colonial, su mercado de artesanías y el fabuloso ambiente que se respira en las calles empedradas son únicos. Puedes conocerla con esta excursión que incluye los traslados.

30. Cargarte de energía en el punto más alto de la Ciudad de México: el cerro del Ajusco.

31. Adentrarte en la vida y la obra de Frida Kahlo. Frida nació y vivió en el mítico barrio de Coyoacán. Allí puedes visitar la Casa Azul, pero también otros lugares clave en su vida, como la Casa Museo de León Trotsky, el líder ruso con el que la artista vivió una intensa relación. Si te interesa el rollo Frida Kahlo, este tour vida y barrio de Frida Kahlo por Coyoacán es perfecto para ti.

32. Probar tacos, quesadillas, tortas y tamales. Bah, ¡de todo! No dejes que se te escape ninguna de las delicias de México. Si quieres hacerlo en compañía de un guía que te lleve a los lugares más típicos apúntate en este tour de gastronomía por el centro histórico.

33. Descubrir la Ciudad de la Eterna Primavera. Cuernavaca se encuentra muy cerca de CDMX y tiene mucho para disfrutar. Por ejemplo, el Palacio de Cortés, construido inmediatamente después de la Conquista de México. Si quieres hacer la visita bien sencilla, puedes contratar un tour que te lleva también a Taxco, famosa por sus minas de plata.

Cuernavaca desde Ciudad de México

34. Asistir a un concierto de la Sinfónica de Bellas Artes. Para darle un toque especial a tu visita al Palacio de Bellas Artes, reserva entradas para un concierto (a partir de 80 MXN, viernes a las 20:00 y domingos a las 12:15 h).

35. Descubrir artesanías de todos los estados de México en el mercado de La Ciudadela. Talavera poblana, vidrio soplado, alebrijes…, la artesanía mexicana cobra decenas de formas distintas, y todas las encuentras en este mercado ubicado en pleno centro histórico. Está muy cerca de la Biblioteca de México, así que es fácil planear un dos en uno.