Consejos para tu visita a Atenas

Planifica tu viaje

  • Si reservas tu vuelo con antelación, podrás conseguir buenas ofertas para viajar a Atenas. Ten en cuenta que en temporada alta hay mucha demanda y los precios son más altos. El barrio Plaka, cerca de la Acrópolis, es una de los mejores lugares para dormir. Hay amplia oferta de alojamiento, bares, tiendas y restaurantes. Si buscas algo más barato, cerca de la plaza Sintagma y Metaxourgeio son buenas opciones.
     
  • En Atenas hay mucho para ver y aprender. La mejor forma de aprovechar tu estancia es contratar excursiones, tanto para conocer los sitios históricos como las islas y ciudades cercanas.

 

Atracciones turísticas

  • Las atracciones tradicionales, como la Acrópolis y el Ágora,  se encuentran en la zona céntrica y podrás recorrerlas a pie. Para visitas más alejadas, la extensa red de metro es la mejor opción, ya que el tránsito en superficie puede ser algo lento y caótico.
     
  • El billete de entrada a la Acrópolis incluye, por el mismo precio, la entrada al Templo de Dionisos, el Templo de Zeus Olímpico, el Ágora Antigua, el Ágora Romana, la Biblioteca de Adriano y el Kerameikos, antiguo barrio alfarero que se convirtió en el cementerio más grande de Grecia.
     
  • Dedica unas horas a visitar el Museo Arqueológico Nacional, donde se exhibe la famosa máscara de Agamenón.
     
  • Para disfrutar de una vista maravillosa de la ciudad y la Acrópolis, y una increíble puesta de sol, sube en teleférico o a pie al Monte Licabeto. El restaurante en la cima es algo caro, pero vale la pena quedarse sentado allí hasta que llega la noche.

 

Sobre el terreno

  • Si estás pocos días en Atenas, una excursión en autobús turístico te permitirá conocer todos los lugares imprescindibles para luego elegir cuáles visitarás. Puedes bajar y subir todas las veces que quieras.
     
  • Casi todos los museos públicos están cerrados los lunes.
     
  • La mayoría de las atracciones abren alrededor de las 8 ó 9 de la mañana. Es la mejor hora para visitarlas y evitar las aglomeraciones. También la visita a la Acrópolis conviene hacerla temprano, especialmente en verano, porque sube mucho la temperatura. Si vas a subir a pie en verano, lleva mucha agua: es una caminata de unos 20 minutos y el calor puede resultar agobiante.
     
  • El Ágora y la Acrópolis cierran a las 15:00 y el horario de admisión es hasta las 14:30. Tenlo en cuenta al planificar tu día.
     
  • Recorre Varvakios Agora, el mercado central de Atenas, donde podrás conseguir todos los ingredientes y utensilios de la típica cocina griega.
     
  • Los domingos por la mañana, en el mercado de Monastiraki, tiene lugar el Pazari, un tradicional mercado de pulgas donde conseguirás desde ropa a iconos bizantinos. El regateo es casi una obligación. Las tiendas de souvenirs están en la calle Pandrosu, cerca del mercado.
     
  • La noche de Atenas es vibrante y plena de actividades. Bares y restaurantes, música y danza en vivo de todos los estilos, enormes discotecas, son parte de la oferta. En verano hay conciertos al aire libre y los restaurantes están abiertos hasta las 2 ó 3 de la madrugada; las discotecas hasta las 4 ó 6 de la mañana.
     
  • Si tienes la oportunidad, asiste a un espectáculo llamado bouzouki, en los que el público canta y baila canciones populares junto con el cantante principal y su coro. Detrás del cementerio Kerameikos hay dos locales de bouzouki. También encontrarás la información sobre los lugares donde se organizan en los periódicos locales.
     
  • La comida rápida de Atenas no es la típica hamburguesa, sino el recomendable souvlaki, un sándwich de pan pita relleno con trocitos de carne y, a veces, verduras grilladas, servido con distintas salsas y guarniciones. 
     
  • Si visitas Atenas en verano, no dejes de ver el espectáculo de luz y sonido que se lleva a cabo cada noche a los pies de la Acrópolis.