Jardín Nacional de Atenas

En pleno centro de Atenas, frente a la Plaza Syntagma y el Parlamento, encontramos el Jardín Nacional, un magnífico parque de más de 15 hectáreas.

Un poco de historia

El parque fue creado por la Reina Amalia en 1838, como jardín del Palacio Real. En ese momento se llamaba "Jardín Real" o "Jardín de Amalia". Un sector del parque era exclusivo para uso del rey y la reina, mientras que el resto estaba abierto al público. En 1920 pasó a ser totalmente público.

En 1878 se construyó el Zappeion, un edificio neoclásico que actualmente se usa para ceremonias oficiales y no oficiales. Los vastos jardines del Zappeion están unidos al Jardín Nacional, formando un gran parque de 24 hectáreas, con siete entradas.

Qué ver en el parque

La vegetación del parque es verdaderamente exuberante: más de 7.000 árboles y 40.000 arbustos y otras plantas de unas 520 variedades, 102 autóctonas de Grecia. Hay cercis (árbol de Judas), algarrobos, adelfas, cipreses, robles, pinos australianos, palmeras datileras de España, entre otras.

Hay seis lagos, dos de ellos habitados por patos, y un pequeño zoológico, además de juegos para niños y un café. Un antiguo acueducto construido por Pisístrato funciona como canal de irrigación y hábitat de pavos reales y aves acuáticas.

En un sector no habilitado al público se conservan restos de termas romanas y de las murallas de Adriano. Detrás del parque está el Palacio Real.

Jardín Nacional de Atenas

Horario: 

Todos los días, desde la mañana a la puesta de sol.

Precio: 

Gratis.

Cómo llegar: 

Metro: línea 2 (roja), estación Syntagma.

Autobuses: 054, 203, 204, 224, 732, parada Syntagma.

Tranvías: T4 y T5, parada Syntagma.

Troley: líneas 1, 2, 3, 4, 5, 11, parada Syntagma.