Peloponeso

Si estarás varios días en Atenas, te recomendamos una visita a la Península del Peloponeso. Está ubicada a 210 kilómetros de la capital griega y tiene muchos atractivos, tanto para los amantes de la naturaleza como los apasionados por la historia y los mitos y leyendas.

En un paisaje de hermosas playas y colinas, valles y olivares, se alzan monumentos, templos y ruinas, creando una atmósfera casi mágica.

Te recomendamos una excursión por Corinto, Micenas y Epidauro para adentrarte en el corazón de la Antigua Grecia.

Qué ver en Peloponeso

Corinto

Es el lugar donde la Península se une con el continente, a través del Istmo de Corinto, que cruza el canal artificial del mismo nombre. Cuenta la leyenda que allí se construyó el Argos, el barco que llevó a Jasón y los argonautas en su viaje en busca del Vellocino de Oro.

Las ruinas de Corinto son en su mayoría romanas, ya que esta ciudad fue prácticamente arrasada cuando los romanos la invadieron, en el año 146 a.C. Del período arcaico sólo resta el Templo de Apolo, de estilo dórico, construido entre el 550 y el 540 a.C., en lo que era el Ágora de Corinto. La leyenda dice que fue en este lugar donde Belerofonte capturó al Pegaso, con ayuda de Atenea.

Epidauro

Siguiendo hacia el sur por la costa del Golfo Sarónico encontramos Epidauro. Veremos los restos muy bien conservados del Teatro, famoso por ser el de mejor acústica del mundo antiguo. Fue construido en el siglo IV a.C. y aún se usa, para el Festival Anual de Teatro Heleno.

En el mismo lugar se alza el Santuario de Asclepio o Esculapio, hijo de Apolo y dios de la medicina. Se trata de un conjunto de templos dedicados a Esculapio, Artemisa y Afrodita.

Olympia

Es un santuario en medio de un pinar, construido por Alejandro Magno. En este lugar se celebraban los Juegos Olímpicos en la Antigüedad.

El complejo estaba formado por el Heraion o Templo de Hera (uno de los edificios más antiguos del santuario); el Templo de Zeus Olímpico; el Altar de Zeus; el Estadio Olímpico donde se hacían algunas de las pruebas; el Hipódromo; la Palestra, lugar de encuentro, alojamiento y entrenamiento de los atletas; el Gimnasio; un gran edificio llamado Leonidaion, para alojamiento de los visitantes; y otros edificios y templos menores.

Otros lugares imperdibles

  • Micenas: es el yacimiento más significativo de la Civilización Micénica, una antigua civilización de la Edad del Bronce que perduró por varios siglos. Las ruinas se encontraron accidentalmente en el siglo XIX y muestran el esplendor de esta cultura.
  • Tirinto: también una ciudad micénica. Se conservan restos de una antiquísima muralla ciclópea.
  • Nafplio o Nauplia: fue la primera capital de Grecia. En el atractivo casco antiguo se alzan aún la Fortaleza Palamedes y el castillo del islote de Bourtzi.
  • Loutraki: una ciudad de lujo, construida en 1928 para reemplazar a la antigua, destruida por un terremoto. Además de sus playas, casino, parques y paseos, es famosa por sus baños termales.
peloponeso grecia

Cómo llegar: 

Excursión de un día a Corinto, Micenas y Epidauro.

Llegar por tu cuenta:

Autobús: Ktel desde terminal Kephissos hasta Nueva Corinto. El Ktel Arkadias sale cada 2 horas y lleva Nueva Corinto en 1 hora y 35 minutos. Desde allí autobús local a Archaia Korinthos. Para recorrer el Peloponeso lo mejor es usar autobuses locales que llevan de una ciudad a otra. El servicio de tren está disponible sólo en algunas regiones.

Tren: desde la Estación Central de Atenas hasta Estación Corinto. El viaje dura 1 hora 50 minutos y hay que hacer conexión en Ano Lioisa. Desde la Estación Corinto autobús local para llegar a Archaia Korinthos.