Osaka

Osaka, antes llamada Naniwa, es la tercera ciudad más grande de Japón, después de Kioto y Tokio. Durante varios siglos fue la ciudad más poderosa de la región Kansai.

Entre los años 652 y 655 fue capital de Japón, cuando el Emperador Kotoku construyó allí el Palacio Naniwa Nagara-Toyosaki, su residencia oficial.

Castillo de Osaka

Fue construido por Toyotomi Hideyoshi, un poderoso daimyo de la Era Sengoku, previa al shogunato, en el lugar donde se había alzado el templo budista Ishiyama Hongan-ji.

Hideyoshi pretendía que fuera el centro político de Japón pero, poco después de su muerte, las tropas de Tokugawa destruyeron el castillo y acabaron con la dinastía Toyotomi. Fue reconstruido en 1620 por Tokugawa Hidetada.

El castillo está rodeado por murallas de piedra, torretas y otras construcciones, y por el impresionante Jardín Nishinomaru, con más de 600 cerezos.

Namba, Umeda y Shinsekai

Son las zonas de entretenimiento más populares de Osaka, de los restaurantes, pequeñas tiendas y grandes centros comerciales, galerías de arte, teatros, hoteles, carteles luminosos y rascacielos.

El corazón de Namba es Dotonbori, una calle que corre paralela a un canal, con un ambiente increíble, especialmente de noche.

En Umeda vale la pena conocer el complejo de edificios Shin Umeda City, entre los que se alza el fabuloso rascacielos Umeda Sky Building, dos torres gemelas de 40 pisos unidas por una enorme plataforma a la altura del piso 39, con un mirador 360º llamado "Observatorio del Jardín Flotante".

Shinseka es un distrito comercial de extraño estilo, nostálgico, retro y pintoresco. Lugar ideal para y probar kushikatsu, una especialidad de Osaka.

Santuario Sumiyoshi Taisha

Fue fundado en el siglo III y es uno de los santuarios más antiguos de Japón. Pertenece a la religión shinto, previa a la introducción del budismo en el país.

Su estilo arquitectónico es único y se lo considera puramente japonés.

En la entrada del templo principal hay uno de los puentes más lindos de Japón, llamado Sorihashi.

Bahía de Osaka

En las islas artificiales construidas sobre la Bahía hay muchísimas atracciones:

  • El Acuario de Osaka, uno de los más impresionantes de Japón
  • La noria Tempozan, de 112 metros de altura, permite ver desde lo alto toda la ciudad.
  • Mercado y Parque gastronómico Naniwa Kuishinbo.
  • Cosmo Tower, el edificio más alto de Osaka, con un observatorio a 256 metros de altura.
  • Universal Studios Japan, donde se filmaron grandes éxitos de la historia del cine, como Tiburón, Terminator 2, Jurassic Park y Spiderman.

¿Cómo llegar a Osaka?

Te recomendamos contratar un tour privado desde Osaka o desde alguna de las excursiones de Kioto, para aprovechar mejor el tiempo y conocer en un solo día todos los lugares imperdibles de Osaka.

Si quieres llegar a Osaka por tu cuenta, te damos dos opciones. Descartamos el viaje con trenes locales, porque hay que hacer no menos de 4 combinaciones para llegar de Tokio a Osaka y el precio total es muy similar al del autobús.

  • Tren Tokaido Shinkansen desde estaciones Tokio y Shinagawa hasta estación Shin-Osaka. El tren Nozari (no es válido el JR Pass) tarda dos horas y media, el Hikari tres horas y el Kodama cuatro horas. El billete cuesta 13.620 JPY (112€ - 118,45 usd).
  • Autobús diurno o nocturno. El viaje dura unas 8 horas y el billete va de los 3500 JPY (28,80€ - 30,45 usd) a los 10000 JPY (82,32€ - 87 usd), según la empresa y el servicio.
  • Servicio de traslado: es la opción más cara pero también la más cómoda. Un chofer esperará por ti apenas bajes del avión y te llevará directamente a Osaka. Puedes reservar un transfer a Osaka aquí. El precio es de 27698,41 JPY (210,66 € – 246,46 USD).
Es protagonista de festejos como el Hamani, tradición que celebra el florecimiento de los cerezos.