Kamakura

Rodeada por el mar y las montañas, a unos 50 kilómetros al suroeste de Tokio está Kamakura, una pequeña ciudad costera, que en el año 1192 se convirtió en asiento del gobierno militar de Minamoto Yoritomo y, por lo tanto, centro político de Japón.  Continuó siéndolo por casi 200 años, hasta que perdió su posición de privilegio.

Actualmente es un destino turístico muy popular por sus templos y santuarios y por sus playas de arena.

¿Qué ver en Kamakura?

Templo Kotoku-in

La estrella del templo es el Kamakura Daibutsu, el Gran Buda de Kamakura, una estatua de 13,35 metros de alto y 93 toneladas de peso. Es la segunda estatua más grande de Buda sedente de Japón realizada en 1252.

Está ubicada en el exterior del templo sobre una plataforma escalonada y rodeada por un ambiente natural que la hace mucho más atractiva. La estatua de Buda en posición de loto es hueca y se puede entrar por una puertita en la parte posterior, pagando una pequeña tarifa.

Templo Hase-dera

Es un templo de la rama Jodo ubicado en la ladera arbolada de una colina y rodeado por un bello jardín estilo japonés con estanques y puentes.

La imagen central es la de Juichimeri Kannon, el bodhissatva de once caras. La estatua tallada en madera mide más de 9 metros de alto y es una de las esculturas de madera más grandes de Japón.

Sobre el sendero que lleva a la cima de la colina hay cientos de estatuas Jizo, el bodhissatva protector de las almas de los niños muertos. A mitad de camino se abre una terraza con una hermosa vista de Kamakura.

Templo Hokojuki

Es un pequeño templo de la rama Rinzai del budismo Zen, no demasiado atractivo en sí mismo, pero sí por el bosque con más de 2000 plantas de bambú que hay detrás del edificio principal.  A un lado del bosque corre un sendero que lleva a una casa de té.  

¿Algo más que ver en Kamakura?

  • Santuario Zeniarai Benten, dedicado a Benten, deidad budista asociada a las serpientes. Su estilo es una fusión de budismo y sintoísmo. La gente acude a lavar su dinero, literalmente, ya que se dice que el dinero lavado en la fuente del templo se duplica.
  • Templo Meigetsuin, de la rama Rinzai del budismo Zen, famoso por sus jardines de hortensias y plantas de iris.
  • Templo Kencho-ji, el templo zen más antiguo de Kamakura, de 1253. El complejo está formado por varios templos y subtemplos y un jardín imperdible, diseñado por un maestro zen. La campana Bonsho es considerada Tesoro Nacional.
  • Playas Yuigahama, Zaimokuza y Koshigoe.
  • Calles Komachi dori, para comer y comprar souvenirs, y Danzakura, especialmente bella cuando florecen los cerezos que la rodean.

Visita Kamakura

La visita a Kamakura es una oportunidad perfecta para sumergirse en la historia de Japón y las tradiciones sintoístas. Para aprovechar la visita al máximo y entrar en contacto con el legado cultural milenario del lugar, te recomendamos hacer la visita en compañía de un guía experto de habla hispana.

Nuestro paseo privado por Kamakura nos llevará a conocer entre otros, los templos de Kōtoku-in y Hase-dera, la calle Wakamiya Ōji y, por supuesto, el Gran Buda Daibutsu.

Cómo llegar a Kamakura

Para llegar a Kamakura por tu cuenta:
Tren directo JR Yokosuka desde estación Tokio a Kamakura. El viaje dura 54 minutos y cuesta 920 JPY (7,52 € - 8,10 usd).
Tren JR Shonan-Shinjuku en dirección a Zushi, desde Shinjuku o Shibuya. Sale dos veces por hora, tarda entre 58 y 53 minutos y cuesta 920 JPY (7,52 € - 8,10 usd).

Templo Hasedera, Kamakura