Jardines Orientales del Palacio Imperial

El Palacio Imperial de Tokio (Kokyo), residencia oficial del emperador, es un complejo aislado del resto de la ciudad. En sus orígenes allí se alzaba el castillo de Edo, residencia de los shogunes Tokugawa. El complejo está formado por la residencia imperial, rodeada por un imponente foso, y varios jardines.

El palacio original estaba rodeado por dos círculos defensivos, uno interior, honmaru, y otro exterior, ninomaru, que a su vez estaban protegidos por una tercera zona amurallada, llamada sannomaru.

Jardines orientales

Los sectores honmaru y ninomaru fueron transformados en lo que hoy se llama Jardines Exteriores (Kokyo Higashi Gyoen), que desde 1949 están abiertos al público durante todo el año.

Hay un fantástico bosque de más de 2000 pinos, otros árboles que representan a todas las prefecturas de Japón, y un hermoso jardín japonés.

Del Castillo Edo, donde vivieron los shogunes del clan Tokugawa, sólo quedan restos, aunque aún se conservan algunas puertas, torres y muros.

Dos puentes, llamados Nijubashi, forman la entrada desde los Jardines Exteriores al sector de los Jardines Interiores y el Palacio Imperial, que hasta hace poco tiempo no se podían visitar, excepto el 2 de enero (Bienvenida del Año Nuevo) y el 23 de diciembre, cumpleaños del Emperador, cuando la familia imperial se asomaba a un balcón a saludar. Desde mediados del 2016 hay visitas guiadas casi todos los días, sin necesidad de reserva previa. 

Jardines Orientales del Palacio Imperial

Horario: 

Lunes a jueves, sábado y domingo de 9:00 a 16:30 entre abril y agosto

Lunes a jueves, sábado y domingo de 9:00 a 16:00 entre noviembre y febrero

Precio: 

Gratis

Dirección: 

1-1 Kokyo-gaien, Chiyoda-ku

Cómo llegar: 

Metro líneas Chiyoda, Tozai, Marunouchi, Hanzomon y Mita, estación Otemachi (entrada a los jardines por puerta Otemon).