Barrio Asakusa

Asakusa se extiende a lo largo del río Sumida, hacia al noreste, y es el barrio más tradicional de Tokio. Aunque hay numerosos cines, teatros y restaurantes, la zona es más conocida por sus templos y la venta de objetos tradicionales.

Desde Asakusa salen cruceros fluviales por el río Sumida, uno de los cuales lleva a los Jardines Hama Rikyu. Una excelente opción para combinar ambas visitas.

Puerta Kaminarimon y Nakamise dori

La entrada a Asakusa es a través de la antigua y bella puerta Kaminarimon, "la puerta de los truenos", de la que pende un enorme farol chino color rojo, y ornamentada con esculturas de madera de los dioses del viento y el trueno.

Entre esta puerta  y la puerta Hozomon se extiende la calle más famosa de Asakusa y una de las calles comerciales más antiguas de Japón, Nakamise dori. A ambos lados de la calle se alzan numerosas tiendas con frentes coloridos que venden kimonos, abanicos, sembei (galletas de arroz) y dulces típicos, muñecas japonesas, faroles chinos y toda clase de souvenirs.

Templos y santuarios

Al final de Nakamise dori está Sensoji, el templo más antiguo, famoso, colorido y popular de Tokio. Su construcción terminó en el 645 y está dedicado a Kannon, la diosa budista de la misericordia.

En los alrededores de Nakamise dori también puedes visitar el Santuario Asakusa (Sanja-sama), construido durante el período Edo.

Cerca de Sensoji hay un bello templo, el Demboin, que sólo podrás ver desde el exterior, porque desde hace un tiempo no se permite el ingreso. Sí se puede ingresar a sus jardines.

Barrio Asakusa