Nara desde Tokio

Fue la primera capital permanente de Japón, establecida en el año 710. En ese momento la ciudad se llamaba Heijo. En el año 784 fue trasladada a Nagaoka debido al creciente y amenazante poder de los monasterios budistas.

En Nara se conservan muchos edificios históricos y algunos de los templos más grandes y antiguos de Japón.

Parque de Nara

Es una de las principales atracciones de la ciudad. Dentro del predio se alzan varios templos y santuarios y un museo.

Sin duda, para el visitante lo más atractivo es ver a cientos de ciervos sika deambular libremente por el parque. Para la religión shinto los ciervos son sagrados, mensajeros de los dioses. Sólo se puede alimentarlos con las galletas especiales shika-senbei que se venden en el parque.

Dentro del Parque de Nara

Templo Todaiji

El Templo Todaiji es uno de los más famosos de Japón. Fue construido en el año 750 y era el principal templo budista del interior del país. El acceso es por la puerta Nandaimon (Gran Puerta del Sur), custodiada por dos guardianes Nio.

El edificio principal es el Daibutsuden (Gran Sala de Buda), el edificio de madera más grande del mundo, donde se aloja una de las estatuas en bronce de Buda más grandes de Japón. Mide 15 metros y representa a Vairocana, una de las manifestaciones de Buda.

En los alrededores de Todaiji hay dos hermosos jardines: Isuien y Yoshikien.

Santuario Kasuga

Es el santuario más famoso de Nara. Estaba dedicado a la deidad protectora de la ciudad. Pasando la sala de las ofrendas está la parte interior, donde se erige el edificio principal y pequeños santuarios dedicados a distintas deidades.

Kasuga es famoso por los cientos de linternas que se alzan a los costados de los senderos y cuelgan en las entradas de los edificios. Sólo se encienden dos veces al año, para los festivales de febrero y agosto.

Parte del complejo son el Bosque Primigenio, un antiguo bosque sagrado, y el Jardín Botánico Manyo, con más de 250 clases diferentes de plantas.

Templo Kofukuji

Fue construido en el año 710. En ese momento el complejo estaba compuesto por más de 150 edificios, de las cuales se conservan unos pocos.

El más impresionante es la pagoda de cinco pisos, la segunda más alta de Japón, considerada símbolo de Nara.

Templo Horyuji 

Es uno de los templos de madera más antiguos del país. Fue construido en el año 607 y contiene en su interior la estructura de madera más antigua del mundo. Se trata de la puerta Chumon, la sala principal Kondo y una pagoda de cinco pisos, todo del período Asuka.

La puerta está custodiada por dos deidades y la sala principal aloja una de las estatuas de Buda más antiguas de Japón.

¿Cómo llegar a Nara?

Nara es una ciudad con mucho para ver. Para aprovechar mejor tu visita te recomendamos un tour con guía, con el que recorrerás los edificios más emblemáticos de esta antigua capital.

Para llegar a Nara por tu cuenta hay dos opciones que son las más convenientes, una por tiempo y la otra por precio.

  • Para llegar en tren debes hacer combinación en Kioto.

Tokio-Kioto: Tren Tokaido Shinkansen desde estación Tokio hasta Kioto. El Nozomi (no incluido en JR Pass) tarda 140 minutos, el Hikari 160 minutos y el Kodama cuatro horas. El billete cuesta 13500 JPY (111€ - 117,40 usd).

Kioto-Nara: Tren JR Miyakoji desde Kioto a Nara. Tarda 45 minutos y cuesta 710 JPY (5,85€ - 6,18 usd). Tren Kintetsu (express) de Kioto a estación Kintetsu en Nara. Sale dos veces por hora, tarda 35 minutos y cuesta 1130 JPY (9,30€ - 9,83 usd)

  • Autobús directo, diurno o nocturno. Tarda entre 7 y 8 horas y el billete va de los 3500 JPY (28,80€ - 30,45 usd) a los 10000 JPY (82,32€ - 87 usd), según la empresa y el servicio.
Ciervos Sika en el Parque de Nara