Barrio Odaiba

Cuando visites Tokio, dedica un día a conocer Odaiba y sus numerosas atracciones: parques temáticos, centros comerciales, museos e interesantes edificios futuristas. La isla está unida a Tokio mediante el Rainbow Bridge.

Origen de Odaiba

En 1853 el shogun Egawa Hidetatsu ordenó construir seis fortalezas en pequeños islotes artificiales ubicados en la Bahía de Tokio, para defender la ciudad de posibles ataques marítimos.

En 1941 se inauguró el Puerto de Tokio y casi todas las baterías fueron desmanteladas para permitir el paso de los barcos. Alrededor de 1980 se completó el rellenado de los espacios entre islas para formar un terreno unificado y, hacia 1990, comenzó un plan de desarrollo de Odaiba como "villa futurista", con viviendas, centros comerciales, hoteles, playa y atracciones destinadas a incrementar el turismo.

Qué ver y hacer en Odaiba

  • Pasear en yurikamome, un tren elevado sin conductor que pasa por varios sitios turísticos de la isla. En cada una de las paradas hay algo interesante para ver (salvo las dos últimas, que son en zonas industriales).
     
  • Visitar el centro comercial DiverCity, donde nos recibe una colosal estatua del robot Gundam, de 18 metros de alto.
     
  • Visitar Aqua City, frente al Fuji TV Building, con muchas tiendas, cines, restaurantes (con una zona dedicada exclusivamente al ramen), y espacios de entretenimiento como Legoland Discovery y Tokyo Joypolis.
     
  • Subir a los miradores del Fuji TV Building (en la impresionante esfera) o al del Telecom Center, desde donde se puede ver hasta el Monte Fuji en días claros.
     
  • Visitar Miraikan, el Museo Nacional de Ciencia Emergente e Innovación,  que presenta muestras sobre robots (con su estrella Asimo, el robot de Honda), exploración del espacio, realidad virtual, superconductores y muchos temas interesantes más.
     
  • Recorrer el parque temático Oedo Onsen Monogatari, que reproduce la vida cotidiana en el Período Edo.  Hay varias fuentes termales en las que se puede tomar un baño.
     
  • Disfrutar y divertirse en el espacio Toyota Mega Web, donde se exponen los últimos modelos de la fábrica y hasta se pueden conducir  algunos de ellos en una pista de pruebas.
     
  • Subir a Ferris Wheel, una noria de 115 metros de alto con cabinas vidriadas para seis personas, para ver toda la Bahía de Tokio desde lo alto. 
Vistas al Barrio Odaiba

Cómo llegar: 

A pie por el Rainbow Bridge.
Tren elevado Yurikamome, desde la estación Shimbashi de la línea Yamanote o desde la estación Toyosu del metro Yurakucho.
Tokyo Water Bus directo desde Asakusa o desde el atracadero Hinode.