Taxi por Tokio

El servicio de taxis en Tokio, que comprende alrededor de 50 mil unidades, es recomendable sólo para trayectos cortos o en los que se lleva demasiado equipaje, por su excesivo precio.

Los taxis libres llevan un letrero en la parte delantera que dice “kusha” y una luz roja encendida en el techo. Las puertas se abren en forma automática y se puede abonar el servicio, siempre al llegar a destino, en efectivo o con las tarjetas de crédito indicadas en el vehículo. Siempre resulta más económico tomarlo en la calle que llamarlo para que recoja al pasajero en algún hotel.

La tarifa mínima, correspondiente a un máximo de dos 2 km, es de 500¥ (3,18€) y sube rápidamente a razón de 350 ¥ (2,23 €) por km. Cuando el tránsito está lento, se cobra un suplemento.

taxi tokio