Historia de Edimburgo

La zona en la que está ubicada Edimburgo ha estado habitada por miles de años, pero la ciudad como tal nació a comienzos de la Edad Media.

Origen a Edad Media

En el siglo VII una tribu celta llamada Gododdi construyó un fuerte en una de las colinas de la ciudad, probablemente Calton Hill o Castle Rock, al que llamaron "Din Eydin", "Fuerte Eydin". Durante el reinado de los Gododdin nació la provincia de Lothian, que ocupaba prácticamente todo el sureste de Escocia e incluía a Edimburgo.

La región fue asediada e invadida por el reino anglo de Nordumbria, pero en el 685 los celtas recuperaron la ciudad. Alrededor del siglo IX la región de Lothian, y con ella la ciudad de Edimburgo, fue definitivamente cedida a los escoceses.

Siglos XI al XVI

En el siglo XII Edimburgo era una de las ciudades reales y creció tanto en población como en extensión. La ciudad se ubicaba en las laderas de Castle Rock, protegida por el castillo.

En 1296 y 1332 los ingleses invadieron Escocia y esto desencadenó las dos Guerras de Independencia. Escocia siempre se mantuvo como un reino independiente, incluso durante las guerras.

Durante la ocupación inglesa el principal puerto escocés, Berwick, estuvo ocupado por los ingleses, y todo el importante comercio de telas, cuero y lana empezó a pasar por el puerto de Leith.

Llegado el siglo XV Edimburgo se había convertido en una de las ciudades más importantes del reino. 

Siglos XVI al XVIII

En 1603 Jacobo VI  accedió a la corona unificando los reinos de Inglaterra, Escocia e Irlanda, como Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra e Irlanda. Mientras el rey estableció su corte en Londres, en Edimburgo funcionaba el Parlamento escocés.

Su sucesor, Carlos I, intentó introducir el anglicanismo en la iglesia de Escocia, pero esto provocó la Guerra de los Obispos primero, entre 1639 y 1640, y una guerra civil después, la Guerra de los Tres Reinos, entre Inglaterra, Escocia e Irlanda, de 1639 a 1651.

Entre 1706 y 1707 se firmaron las Actas de Unión, por las cuales se unificaban los parlamentos de Inglaterra y Escocia para formar el Parlamento de Gran Bretaña, con sede en Londres.

Siglo XVIII - Iluminismo

Aunque la Unión de las Coronas en 1707 provocó que los miembros del Parlamento y los aristócratas escoceses se trasladaran a Londres, los artistas, profesionales e intelectuales en general permanecieron en Edimburgo.

A partir de 1740 Edimburgo fue conocida, cada vez más, como centro cultural, ya que nuevas corrientes filosóficas, artísticas y políticas comenzaban a nacer ahí. Se le llamaba "Atenas moderna" o "Atenas del Norte".

Es la época de Adam Smith, David Hume, Adam Ferguson, de la Real Sociedad de Edimburgo, el Poker Club y la Sociedad Musical. La famosa Enciclopedia Británica se publicaba en Edimburgo.

A fines del siglo XVIII, además, se completó la construcción de la Ciudad Nueva, separada de la Ciudad Vieja por los jardines de la Princes Street.

Siglos XIX y XX

En este siglo continuaron creciendo las industrias tradicionales, como la destilación y la imprenta, y  aparecieron nuevas, como la farmacéutica y las relacionadas con la ingeniería.

También se definió la idiosincrasia de la ciudad, que adquirió un perfil netamente comercial.

Durante las dos guerras mundiales Edimburgo fue bombardeada pero no sufrió severos daños,  ya que no era un objetivo principal para los alemanes.

Al estancamiento de la economía en las décadas del '60 y '70 siguió un proceso de expansión, aunque esto provocó que se perdieran algunos edificios medievales y victorianos para la construcción de nuevos barrios o instituciones.

Siglo XXI

Actualmente Edimburgo es el segundo centro financiero del Reino Unido después de Londres.

En el Acta de 1996 Escocia recuperó su independencia del Parlamento de Londres en temas generales de gobierno. Para representar este resurgimiento de Escocia en el año 2004 se inauguró el nuevo edificio del Parlamento Escocés, ubicado en la colina The Mound.