Museo de Edimburgo

Una de las mejores opciones para conocer el arte, la cultura y el pasado de la capital escocesa es el Museo de Edimburgo.

Ubicado en la calle Canongate, sobre la Royal Mile, sus instalaciones albergan una colección histórica que permite ser testigo de la evolución de la ciudad desde la prehistoria hasta nuestros días.

Sus inicios

Si bien el museo fue inaugurado en 1932, su enorme edificio es una lujosa mansión que data del siglo XVI y es conocida como Huntly House debido a que los ciudadanos creían que había sido propiedad de esa familia aristocrática.

Su maravillosa arquitectura llama la atención tanto por fuera como por dentro, encontrándose una gran cantidad de salones donde se exponen los objetos relacionados con la historia de la ciudad.

Qué ver en el museo

La colección del Museo de Edimburgo ofrece muestras arqueológicas, la maqueta de la ciudad vieja, los planos originales de la ciudad nueva, pertenencias de personajes reconocidos, objetos del Puerto Leith, vajillas del hogar y otras piezas de cristal, plata y cerámica. Además, existe una exposición en honor a Greyfriars Bobby, el famoso perro parte de la historia de Edimburgo por haber permanecido durante 14 años junto a la tumba de su amo.

Otras actividades

Más allá de las exposiciones, el museo ofrece otros servicios como actividades educativas para toda la familia, donde se realizan talleres y conferencias de la mano de pintores, arquitectos y escritores, entre otros artistas. Además, existe una tienda en donde es posible adquirir productos típicos escoceses, libros, regalos y recuerdos.

Horario: 

De lunes a sábado: 10:00h a 17:00h de enero a diciembre; domingos: 14:00h a 17:00h durante el Festival de Edimburgo.

Precio: 

Entrada gratuita.

Dirección: 

142 Canongate.

Cómo llegar: 

AutobúsCanongate Kirk, línea 35.