Jardín Botánico de Edimburgo

El Jardín Botánico de Edimburgo es reconocido por ser uno de los más completos y atractivos de toda Europa. Y es uno de los tres espacios naturales más visitados.

Un poco de historia

Fue fundado en 1670 por dos médicos, Andrew Balfour y Robert Sibbald, con el objetivo de cultivar y conservar plantas medicinales, luego se transformó en un completo y atractivo centro de conservación de la naturaleza.

Ubicado originalmente en el parque Holyrood, en 1820 fue trasladado a Inverleith para aumentar su extensión y evitar la contaminación de la ciudad.

Qué ver en el Jardín Botánico de Edimburgo

Las 28 hectáreas que componen el terreno están dedicadas a distintos tipos de vegetación: está el jardín de brezos, el jardín arbolado, el muro de la turbera, la rocalla, la ladera china, el alpinum, invernaderos y un jardín conmemorativo a la Reina Madre.

Dentro de estos atractivos, llaman especialmente la atención los invernaderos, donde se albergan más de 2.400 especies provenientes de distintos lugares. Asimismo, a lo largo del jardín se podrán ver palmeras victorianas, orquídeas, cactus y flores acuáticas gigantes.

Todas estas especies se encuentran bien cuidadas y hacen del lugar uno de los espacios naturales más atractivos de todo el Reino Unido.

Para los amantes de las plantas que busquen obtener información más detallada acerca de las especies, existe la posibilidad de realizar el recorrido junto a una guía que ayuda a explorar y explicar este maravilloso mundo vegetal.

jardin botanico edimburgo

Horario: 

Todos los días abre a las 10:00 de la mañana. El cierre es:

De noviembre a febrero: a las 16:00h.

En marzo: a las 18:00 horas.

De abril a septiembre: a las 19:00h.

En octubre a las 18:00h.

Precio: 

Entrada general gratuita.

Para visitar los invernaderos: adultos £3,5 y niños £1.

Dirección: 

20A Inverleith Row.

Cómo llegar: 

Desde el centro de la ciudad: autobuses 8, 17, 23 y 27 y, Majestic Tour Bus.