Moscú

Menú

35 cosas que ver y hacer en Moscú

Como viajero, seguramente has fantaseado alguna vez con sumar más horas a los días, para así poder descubrir todo lo que un destino tiene para ofrecer, ¿verdad? Pues bien, si visitas Moscú en verano, verás tu sueño hecho realidad, porque en esa época del año, el sol jamás llega a ocultarse, y podrás callejear a plena luz de día hasta las 22:00 h o más. Es el fenómeno conocido como "noches blancas".

¿Y qué hay si la visitas en invierno? Bueno, ahí sí que los días son mucho más cortos, pero la maravillosa experiencia de ver los monumentos más importantes de Moscú cubiertos de nieve pagará con creces las noches largas. Ya sea que la visites en invierno o verano Moscú es una ciudad espléndida para meterse de lleno en la idiosincracia rusa. Solo tienes que saber por dónde empezar.

Por eso aquí te presentamos un resumen de las 35 mejores cosas para ver y hacer en Moscú. Cada una de ellas te dará una probadita de un aspecto distinto de la ciudad. Después de tacharlas todas de tu lista, y de haber visitado también sus imprescindibles, tendrás la sensación de haber conocido a fondo la verdadera esencia moscovita, que se quedará contigo para toda la vida. ¡Comencemos!

1. Admirar la increíble cantidad de edificios de interés que hay en los alrededores de la Plaza Roja. El Kremlin, la catedral de San Basilio, el Museo Estatal de Historia… ¡y la lista continúa!

Plaza Roja - Moscú

2. Deleitarte con los colores, las formas y los tamaños de las cúpulas de la catedral de San Basilio. Y conocerla también por dentro: es una de las mejores actividades para hacer en Moscú. Si vas entre las 11:30 y las 16:00 h puedes disfrutar también de un concierto de música coral tradicional rusa del grupo Doros. Es una experiencia excepcional.

3. Probar deliciosos pelmeni de papa y cebolla frita en Saratov, un restaurante familiar que es todo un lujo. Está ubicado muy cerca de la Plaza Roja, pero tiene un ambiente tranquilo y relajado. En Ilinka, 4.

4. Conocer la Fuente de la Amistad de los Pueblos del VDNKh. Justo frente a ella hay un café muy bonito en el que sentarte a descansar y admirar su belleza. Consejo: para salir del parque hay un bus que te lleva hasta la entrada. También puedes hacer la visita al parque junto a un guía de habla hispana que te acompañe a recorrerlo palmo a palmo.

5. Ver la campana y el cañón más grandes del mundo dentro del Kremlin. Se trata del cañón Tsar, que pesa casi 40 toneladas, y la Campana del Zar, ¡que pesa 200 toneladas! Si quieres conocer todo sobre el Kremlin y otros lugares clave de Moscú, como la Plaza Roja o San Basilio, es una buena idea contratar un tour privado que te los enseñe.

Cañón Tsar en el Kremlin de Moscú

6. Ver las reliquias de tribus prehistóricas que habitaron en suelo ruso en el Museo Estatal de Historia de Rusia. También tienen magníficas obras de arte adquiridas por los Romanov. Especial para amantes del arte y la historia.

7. Entrar en las galerías GUM. Ya sea para comprar en sus tiendas de lujo (y no tan de lujo) o para admirar su techo abovedado de vidrio. También puedes comer algo en alguno de sus restaurantes.

8. Descubrir las mejores estaciones del Palacio subterráneo, el metro de Moscú. Puedes hacerlo en compañía de un guía experto de habla hispana.

9. Conocer el arte ruso en la galería Tetriakov. Sus obras dan un pantallazo de la evolución de la pintura rusa a través de tiempo. El museo tiene dos sedes. La de la calle Lavrushinskiy In 10 está muy cerca del parque Gorki. Perfecto para hacer un dos en uno.

10. Disfrutar la pintura impresionista y posimpresionista en el Museo Pushkin. Tienen una excelente colección, con obras de Van Gogh, Cezzane, Degas y Gauguin. También buenas obras de Chagall y Picasso. Puedes llegar hasta este y otros imprescindibles de la manera más cómoda en el autobús hop on-hop off.

11. Visitar San Petersburgo. Desde Moscú estás a un tiro de piedra de San Petersburgo, la otra joya de Rusia, así que no puedes perdértela. Las formas más convenientes de llegar son con el tren diurno de alta velocidad o con el tren nocturno Estrella Roja.

San Petersburgo

12. Ver una película al aire libre en el Parque Gorki, en verano. E ir a patinar sobre hielo en invierno. También puedes conocerlo junto a un guía experto en este tour a pie por el Moscú imprescindible.

13. Subir al teleférico de Sparrow Hills. Es una de las formas más entretenidas de llegar al increíble mirador en la colina más alta de la ciudad.

14. Reservar el alojamiento con tiempo. No es fácil encontrar alojamiento céntrico y barato en Moscú, así que haz tu reserva cuanto antes. En los alrededores de la Plaza Roja para estar cerca de todo o en los barrios de Arbat y Tverskoy para ahorrar un poco.

15. Asistir a una ópera o un ballet en el escenario principal del Teatro Bolshoi. Para vivir la historia del arte ruso en primera persona. Es algo caro (¡las entradas pueden llegar a costar hasta 15.000 RUB!) pero vale la pena. Consejo: si compras los tickets con tres meses de anticipación, te será más fácil conseguirlos a buen precio (desde 1.000 RUB aprox.).

16. Descubrir que el Mausoleo de Lenin va en contra de las ideas del líder revolucionario. ¿Quieres saber más? Lee nuestro post sobre el mausoleo.

Mausoleo de Lenin - Moscú

17. Respirar verde en el parque Tsarítsino. La residencia de verano de Catalina la Grande hoy tiene interesantes museos y varios edificios de arquitectura espléndida. Para pasar un día al aire libre y seguir conociendo la historia de Rusia. También puedes visitarlo con un tour con guía profesional de habla hispana.

18. Comprar tus recuerdos del viaje en el mercado de Izmailovo. Tiene los mejores precios y una increíble variedad: desde matrioshkas a ushankas, pasando por memorabilia de la URSS. Incluso puedes visitarlo en compañía de un guía experto para que te descubra cuáles son los mejores puestos.

19. Subir a la torre de la televisión para tener increíbles vistas de Moscú desde las alturas. La velocidad de los ascensores es realmente sorprendente. ¡Y el piso acristalado también! Lleva el pasaporte contigo, lo piden en la entrada.

20. Visitar el jardín más antiguo de Moscú en Kolomenskoye. El parque museo tiene también antiguas construcciones rusas hechas en madera y la preciosa Iglesia de la Ascención.

21. Conocer Moscow City, el centro financiero de la ciudad. Tiene los rascacielos más importantes de Moscú. En la planta 62 de la Torre Federátsiya tienes el restaurante SIXTY, con increíbles vistas.

22. Descubrir cómo y por qué las mujeres de la nobleza eran encarceladas en el monasterio de Novodévichi. Es recomendable hacer la visita con un guía de habla hispana para no perderte detalle de su apasionante historia.

23. Visitar un bunker auténtico de la Guerra Fría. Puedes reservar una mesa en el restaurante Bunker 42 (Ресторан Бункер 42) o visitar el Bunker de Stalin (Sovetskaya, 80).

Bunker 42 - Moscú

24. Hacerte una caricatura en la calle Arbat. Esta calle peatonal es muy popular entre los viajeros. Una de las mejores cosas que puedes hacer en ella es disfrutar viendo a los artistas callejeros.

25. Hacer un crucero por el río Moscova. Para ver la ciudad desde una perspectiva completamente distinta.

26. Conocer el Parque de la Victoria y el Museo Nacional de Historia de la Gran Guerra Patriótica, monumento a los sacrificios que hicieron los pueblos de la URSS durante la Segunda Guerra Mundial. Si te interesa ir tras las huellas de la guerra, puedes apuntarte en este tour de la Segunda Guerra Mundial por Moscú.  

27. Viajar al espacio en el Museo de la Cosmonáutica. Con trajes espaciales y todo tipo de objetos de la época de la carrera espacial. Está junto al parque VDNKh, así que puedes organizarte para visitarlos juntos.

28. Hacer una escapada a Serguiev Posad, uno de los pueblos más bonitos del Anillo de Oro de Rusia. No te pierdas el increíble monasterio de San Sergio, con sus cúpulas doradas y azules con estrellas. Puedes contratar una excursión con los traslados incluidos y hacer el paseo realmente sencillo.

29. Probar la cocina clásica rusa con una vuelta de tuerca en LavkaLavka. Un restaurante familiar con filosofía “de la huerta a la mesa”. Imperdible el borscht (sopa de remolacha). En Petrovka, 21/2.

30. Sorprenderte con la increíble historia de la catedral del Cristo Salvador, demolida durante la época soviética y vuelta a construir en los 90. Los guías de la iglesia solo hablan ruso, así que es una buena idea reservar un tour privado con guía hispanohablante de antemano.

Catedral del Cristo Salvador - Moscú

31. Conocer los Rascacielos de Stalin. Hay siete edificios que fueron construidos por Stalin para conmemorar el octavo centenario de la ciudad (tenían planeado que los edificios fueran ocho, pero el último nunca fue construido). Rastréalos y deléitate con su estilo soviético. Puedes empezar por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia…

32. … y seguir por la Universidad Estatal de Moscú, otra de las Siete hermanas, como también se conoce a esta serie de rascacielos. Este es especial para visitar de noche, cuando sus luces se reflejan en el espejo de agua del parque. Puedes conocer otros lugares clave de la noche de Moscú con este tour nocturno por Moscú iluminado.

33. Visitar el Garage Museum of Contemporary Art. Aunque no sea más que para fotografiar su impresionante fachada espejada y su inmenso cartel de neón. Uno de los lugares más instagrameables de Moscú.

34. Probar las delicias del Dalinovsky Market. Si eres un gourmand, no puedes perdértelo. Encuentras no solo los mejores productos frescos de todo Moscú, sino también excelentes platos preparados de todas las regiones del mundo.

35. Entrar en calor con el vodka y las otras bebidas típicas de Rusia: jrenovuja (hecho con rábano picante) y nastoiki (licores saborizados), entre otras. Un buen lugar para ir de copas es el bar Noor, en la famosa calle Tverskaya 23/12.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


15

tours en Moscú desde 0,00 €

Ver todos