Bunker 42

El Bunker 42 es uno de los muchos refugios nucleares que se construyeron en la ciudad durante la Guerra Fría. Se lo conoce también como el Bunker de Stalin, ya que él lo mandó a construir, aunque nunca llegó a utilizarlo. Hoy alberga un museo, un restaurante y una tienda de recuerdos.

En las entrañas de la tierra

A 65 metros de profundidad bajo la tierra se puede acceder a las instalaciones de un búnker en el que Stalin planeaba instalarse para permanecer a salvo de un posible ataque nuclear durante la Guerra Fría.

En su momento de actividad llegó a albergar 600 trabajadores, encargados de tareas como las comunicaciones, la ventilación y la gestión del combustible y las provisiones.

Durante la visita puedes recorrer distintas salas, como las habitaciones donde dormía la tripulación. Verás uniformes, réplicas a escala, documentos y las antiguas computadoras que podrían haber desatado una catástrofe nuclear. El paseo se realiza exclusivamente dentro de un tour que incluye guía en inglés. Podrás tocar algunos de los artefactos y asistir a un mini simulacro de ataque nuclear.

La visita al búnker no es apta para claustrofóbicos: hay que descender 18 pisos por una escalera que luego habrá que subir para salir al exterior.

Restaurante

En el lugar funciona también un restaurante ambientado en los años sesenta, con menúes temáticos que incluyen platos locales tradicionales.

¿Qué esperar de la visita?

Las opiniones de los viajeros están muy divididas. Hay quienes creen que es una buena manera de acercarse a la realidad de la Guerra Fría, con su oportunidad única de conocer un búnker por dentro. Por otra parte, otros sostienen que la propuesta deja mucho que desear y que el museo no está bien montado.

Nuestro consejo: si tienes varios días para descubrir Moscú y te interesa especialmente la Guerra Fría, dedícale un rato. Si no, hay otras muchas otras atracciones en la ciudad que decididamente vale la pena descubrir.

Bunker 42 - Moscú

Horario: 

Tours en inglés todos los días a las 11:30, 13:30, 15:30, 17:30 y 18:30 h

Restaurante: sábados y domingos de 13:00 a 23:00 h

Precio: 

Desde 1800 RUB

Dirección: 

Pasaje Kotelnicheskiy 11

Cómo llegar: 

Metro: estación Taganskaya, línea 7.