Taxi

En Moscú abundan los taxis, así que no tendrás problemas en reservar uno. Sin embargo, sí deberás tomar algunas precauciones para asegurarte de no pagar de más.

Taxis oficiales y no oficiales

Las calles de Moscú están plagadas de taxis no oficiales. Se calcula que por cada taxi oficial hay tres taxis no oficiales circulando. Cuando te paras en cualquier punto de una calle y extiendes tu mano seguramente se detendrá un coche (o varios), pero es poco probable que sea oficial. La principal diferencia es la falta de taxímetro.

Los taxis piratas querrán pactar contigo el precio de antemano. El problema es que por lo general resulta que terminas pagando más. Por otra parte, aunque no es lo más común, la situación también puede llegar a ser peligrosa, sobre todo de noche.

Te recomendamos utilizar siempre taxis oficiales y reservarlos por teléfono o, mejor, por internet, para salvar la barrera idiomática.

Reservar un taxi por internet

La mayoría de los moscovitas utilizan apps como Yandex.Taxi o Uber. Pero también puedes ingresar en el sitio web de empresas como Kiwitaxi y Lingotaxi y reservar un vehículo desde allí.

Tarifas

Las tarifas de los taxis de Moscú están desreguladas, es decir que cada compañía puede pactar sus propios precios. Aun así, las tarifas en general se encuentran entre las más baratas del mundo (rondan los 20 rublos por kilómetro).

Si reservas tu taxi mediante un sitio web o una app lo más probable es que puedas conocer el precio estimado por adelantado.

Precios aproximados

  • 1 kilómetro: 20 RUB.
     
  • Espera de 1 minuto: 16 RUB.
     
  • Viaje mínimo: 350 RUB.
Taxi Moscú