Metro o Palacio Subterráneo de Moscú

También conocido como el “Palacio Subterráneo”, el metro de Moscú es un importante atractivo turístico. Las diez primeras estaciones fueron inauguradas en 1935 y su construcción y renovación continúa en la actualidad. Además de ser un medio de transporte rápido y eficiente, cada una de sus estaciones cuenta con una decoración arquitectónica única, que representa determinados sucesos históricos del país. La mejor forma de descubrirlas es con una excursión en español, en la que el guía experto, te contará todos sus secretos.

Con los años la red se fue extendiendo y hoy en día el metro de Moscú cuenta con 172 estaciones y 12 líneas que comprenden más de 278 kilómetros.

Cada una de las estaciones de metro cuenta con una decoración particular, destacando vidrieras, mosaicos y esculturas. Las estaciones se dividen entre las de poca profundidad y las de gran profundidad, muchas de estas últimas edificadas durante la Guerra Fría y pensadas para resguardar a la población en caso de iniciarse un conflicto nuclear.

Entre las estaciones de metro más destacadas de Moscú se encuentran Novoslabódskaya, con vidrieras policromadas; Belorrúskaya, cerca de la estación de ferrocarril Belarrusia; Kíyevskaya, construida en 1954 en el 300 aniversario de la reunificación de Rusia- Ucrania; Parque de Cultura, ubicada en las inmediaciones de uno de los parques más bellos de la ciudad; Komsomólskaya, una de las más importantes por encontrarse próxima a tres estaciones de ferrocarril; Mayakóvskaya, en honor al poeta soviético Vladimir Mayakóvskaya; y Plaza de la Revolución, a cinco minutos de la Plaza Roja.

palacio subterraneo metro