Moscú con niños

¿Quieres visitar la capital rusa pero no estás seguro de si es un destino apto para niños? Despeja tus dudas: ¡sí lo es! Para empezar, la arquitectura tradicional moscovita, con sus formas bulbosas y colores llamativos, resulta tan atractiva para los niños como para los adultos.

Pocas ciudades pueden vanagloriarse de lo mismo. Moscú también encanta a los pequeños con los paseos en barco por sus canales, sus divertidos parques y las infinitas matrioshkas que verán en tiendas y mercadillos de toda la ciudad. Aprovecha nuestros consejos para planear un viaje a la medida de tu familia.

Además, te recomendamos echarles un vistazo a nuestras visitas guiadas en Moscú. Seguramente encontrarás entre ellas algunas ideales para ti y tus peques.

Paseo en tranvía

El tranvía de Moscú es un medio de transporte público que ha ido perdiendo popularidad a lo largo del tiempo. No es práctico para moverse por la ciudad, ya que sus líneas no circulan por el centro, pero sí resulta un maravilloso paseo para hacer con niños. La línea “A”, conocida como “Anita”, es muy famosa entre viajeros de todas las edades, que suelen usarla para dar un recorrido panorámico por el Anillo de los Bulevares.

Pasa por algunos lugares atractivos como el antiguo barrio Zamoskvarechye, el monasterio de Danilov y la torre Shukhov. El final del recorrido se encuentra a pocas manzanas del Parque Gorki, otro esencial de Moscú con pequeños.

Parque Gorki

El parque Gorki es uno de los más grandes y populares de la ciudad. Ha sido el clásico centro de diversión al aire libre durante décadas y se ha ido reciclando a lo largo del tiempo. Hoy es un bonito lugar con senderos que serpentean a través de grandes espacios de césped. Hay una atractiva fuente y fabulosas vistas al río.

En invierno se puede patinar en sus aguas congeladas y en verano es el lugar perfecto para un picnic o una caminata. El área de juegos para niños es fantástica e incluye un buque hundido, una luna y un faro repletos de resbaladillas, cuerdas y clavijas para escalar. No te pierdas las colchonetas inflables gigantes para descansar sobre el césped. A los niños les encantarán.

Teatro de marionetas

El teatro de marionetas es un universo mágico y misterioso que ha fascinado a adultos y niños por generaciones. Moscú tiene una larga tradición en este campo y la visita a la ciudad amerita ir a ver, por lo menos, una obra. El Teatro Estatal de Marionetas de Moscú fue fundado en 1931, y hoy sigue presentando funciones para espectadores de 1 a 16 años, junto con sus clásicos para adultos.

Además de las obras ofrecen recorridos por el backstage y un fabuloso museo de marionetas que puede visitarse antes de la función y en el intervalo. Te recomendamos acercarte para ver qué obras tienen en el momento de tu viaje y reservar asientos para toda la familia. Será un hermoso recuerdo compartido.

Precio

Desde 500 RUB

Izmailovo

El Kremlin (zona amurallada) de Izmailovo es uno de los más bonitos de Moscú. La arquitectura es fascinante y todo allí parece de juguete. Podríais dedicarle días enteros y siempre encontraríais algo nuevo para hacer con los niños. Aquí te dejamos un detalle de nuestros rincones favoritos:

  • Museo del pan. Da la oportunidad de hornear tu propio pan, decorar pasteles y amasar bagels y blinis, además de degustarlos en su tienda.

  • Museo de los niños malcriados. Aquí podrán sacarse las ganas de pintar en las paredes, pegar chicle en las cosas y tocar todo lo que esté a su alcance. Debería haber uno en cada ciudad.

  • Museo de las muñecas. Con muñecas de todos los tamaños, materiales, estilos y épocas.

  • Torre de las campanas. Una grandiosa colección de campanas y hermosas vistas panorámicas desde las alturas.

  • Mercadillo. Los mercadillos, con el encanto de sus aromas y colores, son probablemente uno de los paseos de compras favoritos de los niños. En Moscú no puedes perderte el de Izmailovo, repleto de artesanías típicas. Será el lugar perfecto para comprar tus matrioshkas de recuerdo del viaje.

Crucero por los canales de la ciudad

Los cruceros por el río Moscova y los canales de la ciudad son un gran atractivo para los pequeños viajeros. Por lo general, los niños aman navegar, y en Moscú encontrarán oportunidades para ver la ciudad desde el agua. Los cruceros por el canal Vodootvodny te darán la chance de ver algunos de los monumentos arquitectónicos más importantes de Moscú desde una nueva perspectiva.

Y los peques estarán encantados simplemente con vivir la experiencia náutica. Si te entusiasma la idea de navegar, échale un vistazo a este tour en el que puedes contratar un crucero de una hora con la compra de tus billetes del autobús turístico de 48 horas. El autobús también será de mucha utilidad para conocer la ciudad con tus hijos.

Autobús turístico

El autobús turístico es un gran aliado de las familias viajeras. Y es que un solo medio de transporte que te lleve a la puerta de las principales atracciones turísticas sin tener que preocuparte por nada es algo que simplifica la vida. En Moscú tienes un excelente servicio con dos rutas que os llevará a conocer plazas, monumentos, puentes y edificios de la ciudad de la manera más sencilla.

Puedes reservar tus billetes para el autobús turístico de Moscú ahora mismo y disfrutarlo a tu llegada a la ciudad. También podrás optar por sumar al ticket de 48 horas un paseo de 1 hora por los canales de Moscú. ¿Ya imaginas la emoción de tus niños por el paseo en barco?

Moverse en Moscú con niños

El medio de transporte más popular de la ciudad es el metro. En él los niños menores de 7 años viajan gratis. El autobús es el segundo medio más extendido, pero las demoras están a la orden del día. No te lo recomendamos para pasear con peques, ya que desgastarás inútilmente su paciencia.

Para llegar al alojamiento en familia por primera vez, la opción más cómoda es el servicio de traslado. No tendrás que preocuparte por nada: un asistente estará esperando por vosotros apenas pongáis un pie en la ciudad para llevaros al hotel de la manera más directa posible. Puedes reservar el transfer ahora y atenuar el estrés de este momento clave del viaje.