Museo Thyssen-Bornemisza

El Museo Thyssen-Bornemisza abrió al público en 1992, y fue creado por la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza. Las obras de este museo provenían de la colección privada más grande de Europa, la del barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza (1921-2002), a quien el estado español compró las obras.

Colecciones del Museo

Casi la totalidad de las más de mil obras de arte que constituyen el catálogo del museo fueron reunidas por la familia en sólo dos generaciones, por Hans Heinrich y su padre Heinrich Thyssen (1875-1947). A la muerte del Barón se incorporaron al museo en carácter de préstamo alrededor de 600 obras de la colección de la Baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza, viuda de Hans Heinrich.

Las obras se exponen en 18 salas en el Palacio de Villahermosa, propiedad de la Fundación y remodelado específicamente para este fin. Forman parte de la colección permanente obras de Durero, Caravaggio, Miró, Picasso, Dalí, Holbein, Mondrian, Gauguin, Rubens… y más, que abarcan desde el Renacimiento, el Manierismo, el Barroco, el Rococó, el Romanticismo, hasta llegar al Pop Art en el siglo XX. En particular, la colección de pintura estadounidense del siglo XIX es única en Europa. Cabe destacar que 50 de las obras del catálogo están consideradas obras maestras del arte universal.

Obras destacadas del Thyssen

  • Retrato de Giovanna Tornabuoni, de Domenico Ghirlandaio: una de las obras más representativas del autor renacentista y del museo. Es un retrato de una mujer del Quattrocento, de la nobleza florentina, que sigue los cánones de la antigüedad clásica: con proporciones idealizadas y rostros muy inexpresivos.

  • Mata Mua (érase una vez), de Paul Gauguin: Gauguin supo muy bien como representar la belleza de Tahití en sus obras. Refleja el misticismo, la forma de vida y religión de la cultura, al margen de la civilización occidental. El resultado, gracias a los colores planos, es una obra llena de matices y significado.

  • Metrópolis, de George Grosz: el artista representa en esta escena la ciudad de Berlín teñida de rojo, con una imagen apocalíptica, con un sinfín de gente caminando arriba y abajo, mezclándose los unos a los otros, con prisas y acostumbrados al caos. Se representan algunos elementos cubistas y futuristas, aunque la obra es un ejemplo magnífico del expresionismo.

  • Habitación de hotel, de Edward Hopper: esta obra representa una habitación sencilla con una mujer sentada mientras lee horarios de tren. Refleja la melancolía de la escena a través de la soledad de la protagonista y sus maletas. El espectador es testigo a través de un plano externo, y la imagen nos ayuda a hacernos una idea sobre qué ha pasado antes de su partida. Sin duda, una obra maestra, delicada y sublime.

Visita el museo

Conoce el museo a través de un tour guiado por un experto en arte, que te hablará sobre el significado de las obras más importantes de este museo, así como de la historia que engloba los movimientos artísticos en las que se sitúan. Con el tour que te proponemos, además, irás con el guía a otros museos con entrada incluida (el Reina Sofía y el Museo del Prado), y disfrutarás de una bebida y una tapa.

Tyssen-Bornemisza

Horario: 

Todos los días, de martes a domingo de 10:00h a 19:00h. Lunes de 12:00h a 16:00h.

Precio: 

General: 12€.

Reducida: 8€. 

Gratuita lunes de 12:00h a 16:00h.

Dirección: 

Paseo del Prado 8, 28014.

Teléfono: 902 760511

Cómo llegar: 

Metro: línea 2, estación Banco de España.

Autobuses: líneas 1, 2, 5, 9, 10, 14, 15, 20, 27, 34, 37, 45, 51, 52, 53, 74, 146 y 150.

Renfe cercanías: estación Recoletos.