Monasterio de las Descalzas Reales

El Monasterio de las Descalzas Reales, de monjas clarisas franciscanas, fue fundado en 1557 por Juana de Austria, hija de Carlos I. Juana fundó el Monasterio después de la muerte de su marido, el Príncipe de Portugal.

El Monasterio funcionaba como tal en el palacio de estilo plateresco en el que ella había nacido, y donde habían vivido sus padres, Carlos I e Isabel de Portugal.

Todavía se conservan muchos elementos decorativos originales, incluyendo los frescos de la Escalera Principal y la Capilla del Milagro, del siglo XVII. Los frescos de la escalera, recientemente restaurados, son obra de distintos artistas que no han podido ser aún identificados.

Se trata de uno de los lugares que más gusta a los turistas por la cantidad de obras de arte (más de 10.000), que alberga. En la colección de arte se destacan los tapices de Bruselas realizados sobre cartones de Rubens.

Monasterio de monjas de clausura

El Monasterio de las Descalzas Reales es de clausura, no obstante, el Vaticano concedió un permiso especial en 1960 para que, diariamente, los visitantes pudieran conocer el lugar. Entonces, las 19 monjas que habitan el monasterio se retiran mientras los grupos visitan las estancias.

Los visitantes podrán maravillarse con el interior, apreciando todos y cada uno de los detalles del Monasterio de las Descalzas a los que tienen acceso, pero a pesar de todo, no podrán conocer cómo viven las monjas de clausura en su interior, ni el auténtico silencio que reina cada día en este espacio ubicado en el centro de Madrid, muy cerca de otros tantos atractivos turísticos de la ciudad. 

    Monasterio Descalzas Reales

    Horario: 

    De martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:30 horas.

    Domingos y festivos: 10:00 a 15:00 horas. Lunes cerrado.

    Precio: 

    General: 6€. 

    Dirección: 

    Plaza de las Descalzas, s/n, 28013 Madrid.

    Teléfono: 914 548800

    Cómo llegar: 

    Metro: líneas 2 y 5, estación Ópera.

    Autobuses: 3, 25, 39 y 148.