Templo de Debod

El Templo de Debod es una de las maravillas más auténticas que esconde Madrid. Se trata de un templo egipcio ubicado en la Plaza de España de Madrid. Cuando fue trasladado de su lugar original a Madrid, se ubicó de este a oeste para que conservase la misma orientación.

Este templo egipcio del siglo IV a.C. fue cedido a España en 1968, en agradecimiento por la colaboración de este país en el rescate de los templos de Nubia. Gracias, principalmente a la ayuda internacional, Egipto salvó templos de gran envergadura como el de Abu Simbel, un ejemplar histórico de magnitudes colosales que de otra forma hubiese quedado sepultado bajo la Gran Presa de Asuán para siempre.

Fue trasladado a España desmontado piedra por piedra, para ser luego reconstruido. Las partes originalmente faltantes fueron restauradas. La reconstrucción fue un proceso meticuloso y paulatino, puesto que no existían buenos planos del edificio, lo cual hizo que se perdiesen algunas piedras. En 1972 se inauguró oficialmente este precioso templo tras dos años de reconstrucción.

Visita el templo de Debod

El templo de Debod cuenta con, entre otras, dos salas muy especiales que se pueden visitar:

  • Capilla de Adijalamani: es la parte más antigua del templo, y está decorada con escenas que representan al rey adorando a los dioses y ofreciéndoles sacrificios.

  • Mammisi: es una sala donde, al parecer, su uso se destinaba como lugar de nacimiento, aunque no se sabe con exactitud. Mammisi significa en copto ‘lugar de nacimiento’ y la sala haría referencia al lugar donde la diosa que era venerada daba a luz, celebrando así el misterio del nacimiento divino. No tiene inscripciones en las paredes y hay una claraboya que serviría para iluminar las ceremonias que ahí tuvieran lugar.

En las inmediaciones del Templo de Debod hay jardines en los que los visitantes aprovechan para hacer deporte, picnics u otras actividades al aire libre. Merece la pena ir al atardecer para ver cómo el estanque en el que se ubica el templo lo refleja, mientras el horizonte va adquiriendo cada vez un tono más intenso, y la escena se sume en un halo de misticismo y fantasía.

Una de las mejores formas para conocer el Templo de Debod al detalle, es con la ayuda de un guía experto. Te proponemos un tour guiado en el que visitará este y otros tantos atractivos turísticos de la ciudad, como la Plaza Mayor o la Puerta del Sol.

Templo de Debod