Plaza Mayor de Madrid

La Plaza Mayor de Madrid se ubica en el centro de la ciudad, muy cerca de la Puerta del Sol. El origen de la Plaza Mayor de Madrid se remonta al siglo XV y se la conocía como Plaza de Arrabal. Era la confluencia de los caminos de Toledo y Atocha y allí funcionaba el mercado principal. 

Ya Fernando II tenía la idea de construir una plaza en esa ubicación, y encargó su diseño al arquitecto Juan de Herrera. En 1580 se demolieron algunas casas y se erigió la que sería la primera construcción del desarrollo: la Casa de la Panadería. Las obras fueron continuadas en el reinado de Felipe III por el arquitecto Juan Gómez de la Mora, finalizando en 1619 la construcción de la plaza. Pero 3 incendios,  en 1631, 1670 y 1790 obligaron a sendas remodelaciones.

En 1848 se instaló en el centro de la plaza la estatua ecuestre de Felipe III, realizada en 1666 por Juan de Bolonia y finalizada por su discípulo Pietro Tacca. La Casa de la Panadería, restaurada en 1880, muestra en su frente un escudo de España. 

Hay nueve puertas que dan acceso a la Plaza Mayor de Madrid, la más famosa de las cuales es el Arco de los Cuchilleros, de 1790, llamada así porque era el acceso a la Calle de Cuchilleros, donde tenían sus tiendas y talleres los artesanos de este gremio.

La plaza recibió distintos nombres a lo largo del tiempo: Plaza de la Constitución, Plaza Real, Plaza de la República, hasta que, finalmente, recuperó su nombre de Plaza Mayor de Madrid al finalizar la Guerra Civil. 

    Dirección: 

    Plaza Mayor, 28012.

    Cómo llegar: 

    Metro: líneas 1, 2 y 3, estación Sol. Línea 1, estación Tirso de Molina.

    Autobuses: líneas 3, 17, 18, 23 y 31.