Guía de turismo y viaje de Lisboa

Lisboa

Fundada en las márgenes del río Tajo y abierta al Atlántico, la antigua Lisboa con sus siete colinas y su aspecto decadente sigue manteniendo un incuestionable encanto para el viajero.

Lisboa es la segunda capital más antigua de Europa después de Atenas. Fue escenario y protagonista de gestas épicas, como la partida de los primeros navegantes que exploraron el mundo, y hoy ofrece al visitante tesoros culturales que son Patrimonio de la Humanidad.

En nuestra guía encontrarás información sobre qué ver, las mejores zonas para alojarte en Lisboa, actividades recomendadas y  consejos que te ayudarán en tu viaje.

La mejor manera de conocer Lisboa es recorrer a pie sus calles empedradas, estrechas, que suben y bajan serpenteantes y llegar hasta el Castillo San Jorge en el tradicional tranvía 28. Disfrutar de un nostálgico fado en Alfama, tomarse una foto con la estatua de Fernando Pessoa, saborear un café y un pastéi de nata en Café a Brasileira y recorrer el paseo de Belem al atardecer para ver la puesta del sol sobre el Tajo...

También en los alrededores de Lisboa hay mucho para conocer, disfrutar y asombrarse:  encantadoras y románticas ciudades con palacios, acantilados, parques naturales y playas de blanquísima arena. Y a menos de una hora de viaje,  hacia el norte, aún se levantan antiguos castillos construidos por los templarios.

¿Quieres saber más sobre esta ciudad de contrastes, romántica y serena, pero vibrante a la vez? Sigue leyendo nuestra guía, en la que te contaremos más sobre la mágica Lisboa.

Te recomendamos... 

  • En la colina más alta de Lisboa se alza el Castillo de San Jorge, del siglo V, que a través de los siglos fue tanto fortaleza como residencia real. Además de visitar sus numerosas torres y salas, podrás disfrutar de la vista de la ciudad desde lo alto. A pocos minutos de caminata desde el castillo está Santa María Mayor, la Catedral de Lisboa. No dejes de visitar el Claustro y las salas del tesoro.
     
  • Muy cerca de la Catedral está la Plaza del Comercio, del siglo XVIII, la más importante de la ciudad y en sí misma casi un monumento a la reconstrucción de la ciudad tras el gran terremoto. Hacia el norte está la Plaza Rossio, emblema de la ciudad y testigo de importantes acontecimientos históricos.
     
  • En Belem, uno de los barrios más famosos y visitados de Lisboa, hay dos atracciones emblemáticas de la era de oro de Lisboa. Una es la Torre de Belem, del siglo XVI, cuyo estilo arquitectónico es representativo de la época y propio de Portugal. La otra es el Monasterio de los Jerónimos, también de estilo "manuelino", donde está sepultado Fernando Pessoa.
     
  • Al atardecer la luz del sol baña a Lisboa y acentúa la magia de la ciudad. Recorre el Tajo en crucero cuando se pone el sol y disfruta de un panorama diferente de la ciudad y sus edificios emblemáticos.
     
  • Reserva un día de tu estancia en Lisboa para hacer una excursión a tres increíbles y bellas ciudades: Sintra, Cascais y Estoril. Todas están rodeadas por fantásticos paisajes y conservan el encanto de los típicos pueblos costeros portugueses.
     
  • Muy cerca de Lisboa se encuentra Fátima, uno de los destinos religiosos más visitados del mundo. Te recomendamos una excursión de un día con la que podrás conocer el Santuario de la Virgen de Fátima y, además, una hermosa aldea medieval del siglo XII, llamada Óbidos.

Otras ciudades cercanas

Al norte de Lisboa, sobre el Océano Atlántico y a orillas del bello Duero se encuentra Oporto, la segunda ciudad más grande de Portugal.

Desde Lisboa podrás llegar en coche, avión o tren y disfrutar de sus hermosos paisajes naturales, conocer los imponentes puentes sobre el Duero y visitar su antiguo centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad.

En nuestra Guía de Oporto encontrarás toda la información necesaria para aprovechar mejor tu visita a esta ciudad. 

Puente Vasco da Gama Lisboa