Parque Eduardo VII

El Parque Eduardo VII se encuentra frente a la plaza Marqués de Pombal. Se trata de un hermoso parque de 26 hectáreas diseñado al estilo de jardín francés, que originalmente se llamó Parque de la Libertad. El nombre fue cambiado como homenaje al rey Eduardo VII de Inglaterra, durante su visita a Portugal en 1903.

 Tanto por su bello diseño, como por la vista de la ciudad y el Tajo que se tiene desde allí, es uno de los sitios de Lisboa más visitados por los turistas.

Sectores más destacados

El parque se desarrolla a lo largo de una avenida principal, a cuyos lados crece una frondosa arboleda. Hay estatuas y senderos adoquinados por todo el parque.

Tiene sectores diferenciados, como las dos Estufas, que son dos enormes invernaderos.

  • En la Estufa Fría, de 8.000 m2, encontraremos especies vegetales exóticas, en un ambiente de cascadas, riachuelos, lagos y esculturas, todo bajo una “techumbre” de listones de madera. En este enorme jardín habitan patos y pavos reales.
  • La Estufa Quente es un invernadero ubicado dentro del parque de la Estufa Fría. Tiene 3.000 m2 y alberga plantas y animales tropicales.
  • También podemos visitar la Estufa Doce, inaugurada en 1975, dedicada a los cactus y crasas.

Otros sectores:

  • El parque para niños con forma de galeón.
  • El pabellón deportivo Carlos Lopes.
  • El Jardín Amalia Rodrigues, donde hay una escultura de Botero.
  • El Monumento al 25 de abril, obra de Joao Cutileiro.
  • El mirador.
  • El restaurante con terraza.

El Mirador Eduardo VII

Está junto a la bandera de Portugal y ofrece magníficas vistas de la Avenida da Liberdade, al otro lado de la Plaza Marqués de Pombal, y varios monumentos de Lisboa.

parque-eduardo-VII

Horario: 

Las 24 horas.

Dirección: 

Praça do Marquês de Pombal.

Cómo llegar: 

Autobuses: líneas 12, 22, 48, 53, 83, 713, 718, 723, 727, 738, 742 y 746.

Metro: líneas Azul y Amarilla, estaciones Marqués de Pombal y Parque.