Liboa con niños

¿Tienes el sueño dorado de conocer Lisboa pero te preocupa que no sea el destino ideal para visitar con niños? Pues bien, tu recelo puede ser algo infundado. Si bien Lisboa no está a la vanguardia de los destinos child friendly, tiene muchas cosas interesantes para ofrecer a los más pequeños. Aquí te damos una lista con las mejores actividades para hacer con niños en Lisboa, para que tanto tú como tus niños podáis disfrutar del viaje.

Te recomendamos también echarles un vistazo a nuestras visitas guiadas a la ciudad. Entre ellas seguramente encontrarás excelentes opciones para organizar paseos con toda la familia de manera sencilla y práctica. ¡No te las pierdas!

HippoTrip

No hay niño que pueda resistirse a un paseo en un vehículo anfibio. El HippoTrip te llevará a explorar el corazón de Lisboa por tierra y por agua sin moverte de tu asiento. El recorrido de 90 minutos es ideal para compartir en familia. Los adultos podréis gozar de los paisajes urbanos, las curiosidades y los mitos y leyendas revelados por los animados guías turísticos.

Los niños, por su parte, no podrán creer que viajan a bordo de un coche ¡que puede meterse al agua! Una experiencia que une lo mejor de dos mundos.

Precio

Entrada general: 25 €
Niños de 2 a 16 años: 15 €
Menores de 2 años: gratis

Castillo de San Jorge

Un clásico de Lisboa que se convierte en visita obligada si vas con niños. La caminata puede ser algo exigente para algunos peques, pero sin duda todos disfrutarán la increíble experiencia de recorrer un verdadero castillo medieval con torres, cañones y pasillos laberínticos.

Los patos y pavos reales del jardín serán la guinda del pastel para los más pequeños. Y tú no saldrás de tu asombro con las increíbles vistas de la ciudad. Lo mejor, puedes ir y volver del Castillo de San Jorge en ascensor y tranvía.

Precio

Entrada general: 24,5 €
Menores de 11 años: gratis

Castillo de San Jorge, Lisboa

Tranvías y ascensores

Los medios de transporte más característicos de la ciudad, serán también los favoritos de los niños. Los pintorescos ascensores sirven para salvar los grandes desniveles de Lisboa, algo que te resultará muy útil si vas con niños. Estos peculiares ascensores llamarán la atención de los pequeños viajeros tanto por sus colores como por su diseño. El imperdible es el de Santa Justa, el único elevador vertical de la ciudad.

Los tranvías, por su parte, también resultarán entretenidos para moverse por la ciudad. El clásico es el tranvía 28, que, entre otros destinos, lleva al Castillo de San Jorge.

Parque de las Naciones

El espacio en el que se realizó la Expo ’98 tiene dos atracciones especiales para niños:

  • Paseo en Teleférico. Resulta sumamente entretenido, no solo por la experiencia de subirse a la pequeña cabina colgante, sino porque además gran parte del recorrido se hace sobre el agua. De lo más emocionante para los niños.

  • Pabellón del Conocimiento. Considerado el museo más divertido de la ciudad, tiene exposiciones interactivas que permiten explorar fenómenos científicos de manera súper entretenida. Como todo es muy experimental, no es importante saber hablar portugués para disfrutar las muestras. Hay una parte para niños y adultos y otra exclusiva para niños, con sala de construcciones, pistas de carreras y tirolinas. Imperdible.

Parques y jardines

En Lisboa encontrarás varios espacios verdes donde los niños podrán correr y jugar al aire libre. Los que más nos gustan son:

  • Parque Recreativo do Alto da Serafina. Ubicado en el magnífico entorno verde del Parque forestal de Monsanto, tiene juegos, escuela de manejo infantil, quiosco y un hermoso mirador para que tú tampoco te pierdas la diversión.

  • Jardim da Estrela. El espacio verde más popular de la ciudad tiene, además de juegos para niños, lagos con pavos reales y cisnes. Entretenimiento asegurado para los peques y momento de relax para ti.

  • Jardim Botto Machado. Es la parada ideal para hacer cuando recorres el casco antiguo de Lisboa. Encontrarás juegos, un lindo entorno verde y un bonito quiosco con deliciosos dulces.

Jardim da Estrela, Lisboa

KidZania Lisboa

Un parque temático muy entretenido donde los niños pueden jugar a ser grandes. La ciudad está diseñada con mucho realismo y hay más de 60 profesiones para elegir y experimentar: desde veterinaria hasta cocina, pasando por abogacía y periodismo. Los niños manejan la moneda local y ganan y gastan el dinero tal como lo harían en una ciudad real. El parque está dentro de un centro comercial así que la visita puede combinarse con un momento de shopping.

Precio

Entrada general: 10 €
Niños de 3 y 4 años: 14,5 €
Niños de 5 a 15 años: 22,5 €
Niños mejores de 2 años: gratis

Vertigo

Si tus niños son amantes de la aventura, este es el mejor lugar para visitar con ellos. Un excelente rocódromo donde podrán escalar y divertirse sin límites. No es exclusivo para niños, así que toda la familia podrá sumarse a la diversión si así lo quieren. El personal es sumamente atento y amable: punto extra.

Precio

Desde 6 €

Cascais

Ubicada a solo 30 kilómetros de Lisboa, Cascais es una pequeña localidad costera con hermosas playas, ideales para hacer surf con los niños. Un poco de aire y sol seguramente les vendrá de maravilla y el viaje se puede hacer en tren. La Praia de Rainha está a tres minutos a pie desde la estación. Simple y encantador.

Surf en Cascais, Portugal

Comer al aire libre

En la época de primavera y verano, los bares y restós de Lisboa abren sus terrazas para comer afuera. Es el momento ideal para que los niños puedan moverse libremente por el espacio mientras tú disfrutas de una cena o un trago en tranquilidad. Niños entretenidos y seguros, padres tranquilos y relajados: ¡todos felices!

Cómo moverse en Lisboa con niños

Cuando pienses en moverte por Lisboa con niños o bebés, ten en cuenta que es una ciudad con muchos desniveles, por lo que será siempre preferible ir con portabebés más que con carrito. El sistema público de transporte de Lisboa es muy confiable y será una excelente manera para moverte por la ciudad en familia. Los niños menores de 4 años viajan gratis y los de entre 4 y 11 tienen tarifas reducidas.

Para llegar hasta el alojamiento la primera vez, una excelente opción es un servicio de traslado, ya que os llevará a destino de la manera más rápida posible sin que vosotros tengáis que preocuparos por nada. Puedes reservar el transfer ahora y dejar la llegada de tu familia resuelta de antemano.