Castillo de San Jorge

El Castillo de San Jorge está ubicado en la colina más alta de Lisboa, entre los barrios Castalio y   Alfama. Además de ser un símbolo de la ciudad, es uno de sus principales monumentos.

Fue declarado Monumento Nacional y es una visita imperdible, tanto por su importancia histórica como por las fantásticas vistas de la ciudad y el Tajo que tendrás desde allí.

El Castillo formaba parte de la antigua ciudadela medieval y la llamada "zona noble", junto con el Palacio Real (ahora en ruinas) y algunas residencias de altos mandatarios y nobles.

Historia del Castillo

La construcción original fue en el siglo V, durante  la invasión de los visigodos. Durante los siglos siguientes fue a la vez residencia de altos funcionarios y centro militar.

En el siglo XI los musulmanes lo convirtieron en una verdadera fortaleza en la que se refugiaban las élites de la ciudad.

En 1147 fue conquistado por el primer rey de Portugal, Alfonso Henríquez. La  ciudadela fortificada pasó a ser residencia real, realizándose algunas restauraciones y volviendo al edificio un lujoso espacio de encuentro para personajes ilustres de la ciudad.

Su período de esplendor se mantuvo hasta el siglo XVI, cuando volvió a su función militar, con la anexión de Portugal a la Corona de España.

Fue destruido casi por completo tras el terremoto ocurrido en 1755. A causa del deterioro sufrió recurrentes modificaciones que fueron ocultando los sectores antiguos del Castillo.

La última gran remodelación fue en el año 1990 con el fin de adaptarlo para el turismo. Durante los trabajos se descubrieron muchas de las antiguas construcciones, que fueron recuperadas. Las investigaciones arqueológicas realizadas en esa época permitieron reconstruir, además, gran parte de la historia del Castillo.

El área restaurada que se puede visitar tiene 6 mil metros cuadrados. Comprenden una gran extensión de las murallas, once torres, el Patio de las Armas, una antigua cisterna, la Puerta de la Traición y cañones que antiguamente protegían la ciudad.

La visita

Más allá del recorrido por sus murallas, en la Torre de Ulises está montada la Exposición Permanente, una atractiva exposición multimedia con información histórica sobre Lisboa desde sus inicios hasta la actualidad.

En la Cámara Oscura podrás ver lo que sucede en la ciudad en tiempo real, con vistas a 360º.

En el Jardín de plantas autóctonas hay madroños, algarrobos, algunos tipos de frutales y otros. Y en el Jardín Romántico se conservan restos del antiguo Palacio Real.

No menos importante, desde el Mirador tendrás unas de las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

Castillo de San Jorge

Horario: 

De noviembre a febrero de 09:00h a 18:00h.

De marzo a octubre de 09:00h a 21:00h.

Precio: 

General: 8,5€.

Reducida: 5€.

Menores de 10 años: gratis.

Dirección: 

R. de Santa Cruz do Castelo, 1100-129 Lisboa.

Teléfono: +351 21 880 0620

Cómo llegar: 

Tranvía: 28 o 12, parada Miradouro Sta. Luzia.