Discotecas en Lisboa

En la década de los '90, Lisboa era uno de las ciudades con más vida nocturna de Europa. Aunque muchas de las discotecas de esa época cerraron, todavía quedan muchos sitios para ir a bailar o simplemente tomar algo y escuchar música.

La mayoría de las discotecas abren sólo viernes y sábado entre las 12 de la noche y las 2 de la mañana, y cierran cuando sale el sol. Se concentran en Santos, donde hay una gran movida de música africana, y Cais do Sodre, con música y estilos más variados.

Estas son algunas de las mejores:

Lux Frágil: sobreviviente de los '90, sigue siendo la mejor discoteca de Lisboa y una de las 25 mejores de Europa. Se entra por la planta superior, que es bar, con onda retro. En la planta inferior está el salón para bailar. También hay un balcón terraza con muy buenas vistas al Tajo. Tiene un código de vestimenta bastante estricto. En Avenida Infante D. Henrique, Armazém A, Cais da Pedra, Santa Apolonia.

Art Lx: un espacio para todo el público. La música suele ser dance y hip-hop. También hay música en vivo, la mayoría de las veces de raíces africanas. La carta de bebidas es variada y los precios también. En Avenida 24 de Julho, 66, Santos.

Europa: es una discoteca con onda retro, con música variada de los '80, desde rock a hip hop. El after-hours dura hasta las 10 de la mañana. En Rua Nova do Carvalho, 16-20, Cais de Sodre.

Paradise Garage: es una de las discotecas clásicas de Lisboa, remodelada en 2011. Tiene una gran pista y un enorme escenario. Además de dance organizan noches de música en vivo, DJs, acústicos y otras actividades culturales. En Rua João de Oliveira Miguéns 38-48, Alcântara.

B-leza: desde 1995 al 2007 fue un club africano. Reabrió en 2012 en un almacén junto al río, en un espacio muy moderno pero con el mismo espíritu. Música en vivo de Cabo Verde y ritmos africanos en general. También hay noches de música latinoamericana y de fado. En Rua Cintura do Porto de Lisboa, Armazém B, Cais do Sodre.