Costa da Caparica Lisboa

Si buscas un sitio tranquilo y relajado, con poca gente y grandes extensiones de arena, Costa da Caparica es el lugar ideal. Son 30 kilómetros de playas con agua particularmente limpia, y mucho menos concurridas que las de Cascais. Además de disfrutar del sol y las dunas, el paisaje de Costa da Caparica invita a recorrer sus acantilados y bosques de acacias y eucaliptos.

Playas de Costa da Caparica

Algunas de las mejores playas de Costa da Caparica son Bella Vista, Medos, Acacias, Paráiso y Terras de Costa.

Podrás conocer varias de las 56 playas que hay en este lugar con el tren turístico Transpraia, cuyo recorrido abarca 10 kilómetros de costa, en la parte más cercana a la villa.

Qué ver en Costa da Caparica

Una de las visitas históricas que puedes hacer en Costa da Caparica es el convento de monjes capuchinos del siglo XVI, ubicado en la cima de los acantilados. Parcialmente destruido durante el terremoto, fue reconstruido en el siglo XVIII. Además de resultar un paseo interesante, desde el convento podemos tener una hermosa vista de los acantilados y la playa.

Hacia el sur encontrarás la Laguna de Albufeira, ideal para los amantes de la pesca y los deportes acuáticos.

Si prefieres las caminatas, dirígete a la zona de “Arriba Fósil”, un área protegida de cientos de hectáreas, en los acantilados, donde abundan los fósiles.

El atardecer es un momento muy especial en Costa da Caparica. Las barcazas de los pescadores comienzan el regreso a casa con sus cargas, mientras bandadas de gaviotas sobrevuelan sobre ellos, tratando de arrebatar una pequeña parte del botín, tan preciado para ellas, como para los hombres que lo consiguieron.

costa caparica

Cómo llegar: 

Autobús: 161 desde la estación Areeiro y 153 desde Plaza de España.

Ferry: desde el embarcadero de Cais do Sodré hasta Cacilhas y, una vez allí tomar el autobús 124 hasta Costa da Caparica.

Al llegar hay un tren llamado Transpraia, que te llevará por toda la Costa de Caparica. Este cuesta 2,50€.