Monasterio de los Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, es uno de los monumentos más importantes de Lisboa.

Fue construido por iniciativa del Rey Manuel I en el año 1502. Es posible que uno de los motivos para su construcción haya sido que el rey quería tener un templo propio para la dinastía Avis-Beja, de la cual fue el primer rey. Coincidió, además, con el regreso de la India del navegante y explorador Vasco de Gama.

La construcción se financió con los impuestos que pesaban sobre el comercio de especias orientales, que se recaudaban en forma directa para la corona.

Construcción del monasterio

Ubicado en el barrio de Belém,  el monasterio se erigió en el lugar donde se encontraba la Ermida do Restelo, iglesia en la que el Vasco da Gama y su tripulación habían orado antes de partir en su viaje.

Fue dedicado a Santa María de Belem y en los primeros años asignado como residencia para la Orden de San Jerónimo.

Entre el comienzo de la construcción y el final de la primera etapa, alrededor de 1550, hubo siete arquitectos distintos a cargo de la obra, lo que explica la presencia de elementos tanto en estilo manuelino como renacentista, y también símbolos naturalistas, ya que las remodelaciones y ampliaciones continuaron hasta finales del siglo XIX.

Los Jerónimos permanecieron en el convento hasta 1833, cuando fueron expulsados y el edificio pasó a manos de la Real Casa Pía de Lisboa.

Exterior e interior

La entrada principal de la iglesia da al este. Sobre el portal hay nichos con estatuas que representan escenas del nacimiento de Jesús y otras de los reyes que participaron en la construcción del monasterio.

La fachada más importante es la del sur y mira al Tajo. La figura más destacada del portal principal es la de la Virgen de Belén con el Niño, flanqueada por los apóstoles, los profetas y santos. También hay escenas de la vida de San Jerónimo, una estatua de Enrique el Navegante y otra del Arcángel Miguel.

El Altar Mayor fue construido en 1571 en estilo manierista y fue encargado por la Reina Catalina.  A un lado están las tumbas de Manuel I y su esposa, la Reina María, y al otro las de Joao III y la Reina Catalina.  El tabernáculo de plata fue donado por Afonso VI en agradecimiento por la victoria en la Batalla de Montes Claros.

El Claustro fue diseñado por Diogo de Boitaca y construido íntegramente en el siglo XVI. Por su diseño cuadrangular en dos plantas, techos abovedados y detalles decorativos, es uno de los más claros y hermosos ejemplos de estilo manuelino. En una de las alas está sepultado Fernando Pessoa.

El Panteón

Muchos reyes y reinas, nobles y personalidades destacadas de Lisboa están sepultados en el Convento.

Reyes y reinas: Manuel I - Reina Ana - Joao III - Reina Catalina de Austria - Dom Henrique - Sebastián.

Artistas: Nicolau de Chanterene (escultor, autor de uno de los portales) - Philippe de Vrias (escultor, autor del Cristo en la Cruz) - Lourenço de Salzedo (autor del retablo del Altar Mayor) - Costa Mota (escultor, autor de las tumbas de Vasco da Gama y Luis de Camoes) - otros.

Arquitectos: Diogo de Boitaca - Joao de Castilho - Diogo de Torralva - Jerónimo de Ruao (todos ellos participaron en la construcción del monasterio).

Otras personalidades: San Jerónimo - Enrique el Navegante - Vasco da Gama - Fernando Pessoa - Luis de Camoes.

monasterio jeronimos

Horario: 

De octubre a abril: de 10:00h a 17:30h.

De mayo a septiembre: de 10:00h a 18:30h.

Cerrados los lunes y festivos: 1 de enero, domingo de Pascua, 1 de mayo, 13 de junio y 25 de diciembre.

Precio: 

Adultos: 10€. 

Personas de la tercera edad: 5€.

Menores de 12 años: entrada gratuita.

Entrada libre: primer domingo de cada mes.

Gratis con la Lisboa Card.

Dirección: 

Praça do Imperio. 1400-206 Lisboa

Teléfono: +351 213 620 034

Cómo llegar: 

Autobuses: 727, 28, 729, 751, 714.

Tranvía: 15.

Tren: Lisboa-cascais, con salida en Belém.