Convento Do Carmo

Uno de los sitios más bellos y nostálgicos de Lisboa es el Convento do Carmo. O lo que queda de él. Porque lo que fuera un hermoso conjunto gótico de iglesia y monasterio fue devastado por el terremoto de 1755, y sólo permanece en pie un esqueleto vacío, aunque no exento de belleza.

Historia del Convento

Fue construido entre 1381 y 1423 para la Orden de las Carmelitas por Don Nuno Alvares Pereira y recibió el nombre de Nossa Senhora do Vencimiento do Monte do Carmo. Se alzaba majestuosamente sobre una colina frente al Castelo de Sao Jorge y en ese momento era la iglesia gótica más grande de la ciudad.

Tras el terremoto de 1755 hubo un intento de reconstrucción, en 1756, pero las obras se interrumpieron definitivamente en 1834 cuando la Orden de las Carmelitas dejó de existir en Portugal. Los pilares y los arcos que se pueden ver, en estilo neogótico, datan de esa época.

A la vez que se desistió de la reconstrucción, se tomó la decisión de dejar en pie lo existente a modo de monumento medieval y, a la vez, recordatorio permanente del devastador terremoto que destruyó la ciudad.

Museo Arqueológico do Carmo

Se fundó en 1864 y fue el primer Museo de Arte y Arqueología del país. Funciona en el interior del convento y exhibe piezas arqueológicas desde la prehistoria al siglo XIX.

Si bien se creó con el objeto de salvaguardar el patrimonio artístico y arquitectónico nacional, con el tiempo fue sumando colecciones de distintas partes del mundo.

Actualmente se exhiben grabados romanos, cerámicas y momias precolombinas, un sarcófago egipcio, piezas de orfebrería, libros y muchos objetos más, incluyendo objetos encontrados en la excavación del Castro de Vila Nova de Sao Pedro, del año 3500 AC. 

Horario: 

De octubre a mayo, lunes a sábado de 10:00 a 18:00; de junio a septiembre, lunes a sábado de 10:00 a 19:00.

Precio: 

4€. 3,20€ con Lisbon Card.

Dirección: 

Largo do Carmo.

Cómo llegar: 

Autobús líneas 711,736, 746, 759,783. Tranvía 28. Metro línea Baixa/Chiado, estación Baixa/Chiado.