Palace of Fine Arts

Ubicado sobre la ruta que conduce al puente Golden Gate, el Palacio de Bellas Artes de San Francisco es un reducto de paz y tranquilidad en medio de la ciudad. Su impresionante arquitectura romana, el lago artificial habitado por cisnes y los bellos jardines, lo transforman en un lugar de ensueño, muy apreciado por los amantes de la fotografía.

Un superviviente

El palacio fue construido para la Exposición Universal de 1915 para exhibir obras de arte. El edificio fue diseñado por Bernard Maybeck, un arquitecto neoyorquino que realizó gran parte de su trabajo en el área de San Francisco. La idea del proyecto fue evocar el espíritu del clasicismo griego y romano en unas ruinas ficcionales.

Aunque la mayoría de los edificios de la exposición fueron demolidos cuando finalizó, el palacio había ganado adeptos y se mantuvo en pie gracias a su intervención. Sin embargo, los materiales que se habían utilizado en su construcción no eran resistentes, ya que no había sido pensado como un edificio permanente. Es por esto que en 1964 el palacio debió ser demolido casi por completo, debido a su inestable estado, y vuelto a construir hasta el último detalle.

Presente de glamour

En la actualidad funciona como espacio para eventos corporativos, fiestas privadas, casamientos y conferencias, entre otros. Además, el palacio cuenta con un bonito café y un teatro donde se presentan espectáculos de todo tipo. Su impresionante fachada, la cúpula, las columnas y la laguna atraen diariamente visitantes que se acercan para admirar su belleza.

Palace Fine Arts

Horario: 

Martes a domingos de 10:00 a 17:00.

Dirección: 

3301 Lyon St, San Francisco, CA 94123.

Cómo llegar: 

Autobus: líneas 27, 28, 29 y 43.