Qué visitar en San Francisco: 10 lugares imprescindibles

Entrar en San Francisco desde alguno de sus puentes colgantes es una de esas sensaciones que tienes que vivir alguna vez en tu vida. ¿Te imaginas a uno de esos colosos dándote la bienvenida y presagiando la aventura que la ciudad te deparará? Porque San Francisco es eso: aventura en estado puro.

La ciudad no se detiene. Siempre habrá cosas para ver y hacer, desde descubrir sus secretos mejor guardados, sus restaurantes, barrios, miradores o tiendas, hasta escaparte por sus alrededores y dejarte envolver por la calma de los viñedos o parques naturales con secuoyas gigantes. Tú eliges.

1. Golden Gate

El Golden Gate de San Francisco es uno de los iconos de la ciudad y también el número 1 de los imprescindibles por muchos motivos: con sus 2,7 km de longitud y sus 227 metros de altura, es uno de los puentes colgantes más grandes del mundo, además, está ubicado en una zona preciosa de la bahía de San Francisco.

Se inauguró en el año 1937, cuando el ingeniero Joseph Strauss inició un proyecto para cruzar la bahía y así descongestionarla por la gran cantidad de ferris que iban de un lado a otro diariamente.

Para verlo desde sus mejores perspectivas, te recomendamos que vayas al mirador H. Dana Bowers, que integra unas vistas preciosas tanto al puente como al skyline de San Francisco. Por otro lado, una genial idea es alquilar una bicicleta desde Marina Boulevard o Fisherman’s Wharf y bordear toda la bahía hasta llegar al puente y cruzarlo. Si te sientes con fuerzas una vez lo cruzas, puedes llegar hasta Sausalito.

Pero si lo que quieres es visitar el puente de una forma mucho más cómoda desde un autocar climatizado y con un guía en español, te recomendamos que contrates un tour que además te paseará por otros tantos imprescindibles de está emblemática ciudad californiana.

¿Sabías qué?

Todos los alambres que forman los cables que sostienen al puente podrían dar la vuelta al mundo tres veces. ¡Imagina la resistencia que necesita! Por otro lado, y por desgracia, es el puente con mayor índice de suicidios del mundo.

Golden Gate - San Francisco

2. Alcatraz

No muy lejos del Golden Gate se encuentra la cárcel el más famosa del mundo: la de Alcatraz. Fue una isla solitaria durante miles de años hasta que finalmente fue escogida para convertirse en cárcel durante la Guerra Civil.

También conocida como La Roca, la cárcel funcionó como tal desde 1934 a 1963. En la actualidad es uno de los lugares más turísticos por todo lo que significa y por la famosa fuga de Frank Morris y Clarence Anglin. En 1962 Morris y Anglin hicieron un agujero en cada una de sus celdas, dejando unas cabezas que habían fabricado con papel maché en la cama con la finalidad de que los guardias no se dieran cuenta de su ausencia.

Aunque consiguieron escapar, nunca sabremos qué fue de ellos porque no se encontraron. Se cree que murieron en las aguas del Pacífico. Sea como sea, la cárcel cerró sus puertas un año después para nunca más abrirlas.

Para visitar Alcatraz, lo mejor será que vayas con un tour guiado ya contratado o con las entradas online compradas de antemano. La afluencia es grande y el número de visitas, limitado. Echa un vistazo a esta completa actividad que incluye las entradas, servicio de transporte, un guía de habla hispana y la visita a otros lugares increíbles de la ciudad.

Alcatraz - San Francisco

3. Sausalito

Sausalito, esa pequeña población ubicada al otro lado de la bahía de San Francisco que se caracteriza por su espíritu pesquero y marinero. Sausalito posee ese aire bohemio que ha hecho que muchos artistas y famosos lo escojan como lugar de residencia.

Merece la pena acercarse y admirar la belleza que conforman sus casas flotantes en contraposición a la verticalidad de la bahía. Destaca también su marina deportiva y su excelente paseo marítimo.

Pero además Sausalito es un lugar fantástico para obtener unas vistas inmejorables de San Francisco y el Golden Gate. Ve con un guía para enterarte de todo y ahorrarte el traslado al pueblo. Te recogerán por el hotel y además te llevarán a conocer otro imprescindible de la ciudad: el Parque Nacional de Muir Woods, con secuoyas enormes, algunas de las cuales miden más de 70 metros.

Sausalito - San Francisco

4. Lombard Street

Hay una calle en San Francisco que nos parece muy particular desde muchas perspectivas. Es probable que solo con decir eso, si conoces San Francisco, ya sepas que nos referimos a Lombard Street. Se trata de la calle con más curvas de EE. UU., un total de 8, muy cerradas y estrechas en una pendiente de 40 grados de inclinación.

Lo bonito del asunto es que la sinuosa carretera está flanqueada por un bonito jardín que le otorga una estética muy especial. Esto hace que miles de turistas cada semana vayan a visitarla para echarle unas fotos. Si quieres llenar tu Instagram de fotos particulares e icónicas de SF, no puedes dejar de visitarla. Baja a la parte inferior de la calle y toma la foto desde ahí.

Lombard Street - San Francisco

5. Fisherman's Warf

Fisherman's Wharf es el antiguo barrio de pescadores de San Francisco, restaurado de una forma tan excelente que ha conseguido convertirse en uno de los lugares más interesantes de la ciudad. Lo cierto es que todavía conserva parte de la autenticidad del puerto de antaño, aquel que se construyó en 1853 y se convirtió rápidamente en un importante centro marítimo hasta que en 1950 tuvo que combatir con la tecnología moderna y las grandes industrias pesqueras.

Aquí podrás ver el famoso Submarino USS Pampanito, recorrer las cubiertas del barco SS Jeremiah O’Brien, que estuvo en combate durante la II Guerra Mundial, o, si lo deseas, tomar un crucero por la preciosa bahía.

No obstante, el punto más interesante de esta zona es el Muelle 39, un lugar donde podrás ver muchísimos leones marinos tomando el sol, desde un paseo repleto de tiendas y restaurantes magníficos.

Fisherman's Wharf - San Francisco

6. Mirador Twin Peaks

Si buscas obtener un recuerdo inolvidable de la ciudad de San Francisco, entonces tienes que subir al mirador de Twin Peaks al atardecer o al amanecer.

Twin Peaks son dos colinas de 300 metros de altura que ofrecen unas vistas en panorámica preciosas a la ciudad de San Francisco. Si el día está lo suficientemente despejado, incluso podrás ver otros puntos como Golden Gate y Alcatraz.

Para llegar al mirador, lo mejor es que vayas en coche o utilices el transporte público (en metro tienes que llegar a la estación Forest Hill), no obstante, la opción más cómoda es contratar un tour por San Francisco y llegar hasta ahí cómodamente en autocar y con un guía hispanohablante.

Mirador Twin Peaks - San Francisco

7. Muir Woods

Al norte de California se encuentra uno de los parques naturales más bonitos e importantes de EE. UU., declarado Monumento Nacional en el año 1908: Muir Woods. No se encuentra muy lejos del Golden Gate, tan solo a 12 km, y constituye un auténtico paraíso natural.

Si te gusta la naturaleza, aquí encontrarás senderos que se adentran al bosque para llevarte a ver secuoyas gigantes con una media de edad de 700 a 900 años. Las hay que miden más de 70 metros.

Es importante que tengas en cuenta que no se puede llegar en transporte público, por lo que las mejores opciones serán alquilar un coche o reservar un tour que además te llevará en autocar a Sausalito con un guía. No te lo pierdas.

Muir Woods - San Francisco

8. Union Square

Union Square es otro de los imprescindibles de San Francisco, y recibe el nombre de Plaza de la Unión porque fue el lugar escogido para las manifestaciones de apoyo al Ejército de la Unión en los albores de la Guerra Civil.

Hoy en día es uno de los lugares con más identidad de la ciudad por ser el escenario donde se celebran un sinfín de conciertos, eventos públicos, manifestaciones y exposiciones de arte.

Para conocer este lugar, te recomendamos que simplemente vayas por el día y por la noche, pasees por las calles que circundan la plaza y te permitas algún capricho en alguna de sus tiendas y almacenes. Encontrarás de todo.

Si vas a ir a San Francisco en Navidad, ir a Union Square es una obligación: verás un enorme árbol de Navidad preciosamente iluminado y una pista de patinaje ideal para niños, además de otros atractivos y tiendas de artesanía.

Union Square - San Francisco

9. Chinatown

Los Chinatown en Estados Unidos suelen ser ciudades dentro de ciudades, y el de San Francisco no es menos. Se trata de uno de los más grandes, de hecho, es la segunda comunidad china más grande en el país, después de la del Chinatown de Nueva York.

Lo mejor de este barrio es que la cultura china es palpable tanto en las actividades que se realizan como en sus negocios y restaurantes. La calle Stockton gestiona algunos mercadillos con productos típicos en los que podrás perderte. Algunos de ellos son realmente tan exóticos que ni los conocerás, sobre todo algunos vegetales y frutas.

Ve al Chinatown de día y maravíllate con sus tiendas y farolillos de colores colgando por las calles. Si vas a algún restaurante chino y al final te dan la típica galletita de la suerte, ten en cuenta que esto no se inventó en China, sino en San Francisco.

No te pierdas tampoco la Puerta del Dragón y la Portsmouth Square, aquí se practica tai chi y juegos de mesa típicos de Asia.

Chinatown - San Francisco

10. Sonoma y Napa Valley

Napa y Sonoma son dos regiones ubicadas al norte de San Francisco que tienes que ver porque son auténticas maravillas que se dedican al sector vinícola. Napa Valley en particular, a pesar de ser una de las áreas más pequeñas, es una de las más importantes del mundo, un auténtico paraíso de la gastronomía de campo que está ganando cada vez más importancia.

Por otor lado, Sonoma es un destino algo más íntimo, pero igualmente precioso para pasar el día rodeado de naturaleza y viñedos. Cuenta con unas 400 bodegas de gran renombre, y está considerado como uno de los 10 mejores destinos de viaje enológico en todo el mundo.

Si disfrutas de una copa de vino y te apetece alejarte de la ciudad para adentrarte en valles ondulados con viñedos por doquier, este es tu sitio. Contrata una excursión desde San Francisco con transporte, guía hispanohablante y una cata de vinos de excelente calidad.

Viñedos de Napa Valley - San Francisco