Tsarskoye Selo

Los jardines y palacios de la localidad de Pushkin (antes Tsarkoye Selo), a 24 kilómetros al sur de San Petersburgo,  son otra de las fantásticas creaciones de Pedro el Grande y su esposa, Catalina I, cuyas sucesoras Isabel I y Catalina II llevaron a su máxima expresión. 

Historia de Tsarkoye Selo

En el siglo XII la zona, perteneciente a Rusia, era conocida como Izhora, pero luego fue ocupada por los suecos y recibió el nombre de Sarishoff. Pedro el Grande reconquistó la costa rusa sobre el Báltico y en 1702 puso al frente de la gobernación de Sarskaya Myza (traducción al ruso del nombre sueco) al conde Alexander Menshikov.

En 1710 Pedro el Grande transfirió la posesión de esas tierras a Catalina, en ese momento su prometida, con quien se casó en 1712.

Entre 1710 y 1720 se levantaron numerosos edificios, alrededor de los cuales se formó una aldea, a la que se llamó Sarskoye Selo primero, y Tsarskoye Selo (Villa del Zar) a partir de la construcción del palacio.

El sitio fue residencia de verano de los zares y zarinas desde Pedro I hasta 1917, en que los jardines y palacio fueron convertidos en museo, escuela y hospital para niños, recibiendo en 1918 el nombre de Detskoye Selo (Villa de los Niños).

En 1937, el 100º aniversario de la muerte de Alexander Pushkin, la aldea fue rebautizada con el apellido del escritor. A parir de 1983 los jardines que rodean el palacio fueron declarados reserva nacional y en 1990 se formó el Museo y Reserva Nacional Tsarkoye Selo.

Palacio de Catalina

El impresionante Palacio de Catalina, así llamado en honor a Catalina I, fue originalmente un modesto edificio de dos plantas construido en 1717 como regalo del zar a su esposa.

Fue su hija y sucesora, Isabel I quien, habiendo elegido Tsarkoye Selo como su residencia oficial de verano, ordenó la reconstrucción del palacio, tarea que comenzó en 1743. Varios arquitectos participaron de la reconstrucción hasta que se encomendó a Bartholomeo Rastrelli, Arquitecto de la Corte Imperial, que finalizara el trabajo. Con él colaboraron los mejores escultores y pintores de Rusia y toda Europa.

La participación de Rastrelli convirtió el palacio en el más bello ejemplo de arquitectura barroca rusa. Es, también, el primer palacio ruso con interiores decorados en estilo Art Nouveau, debido a remodelaciones posteriores.

La fachada del Palacio de Catalina está decorada con franjas blancas y azules, esculturas, rejas profundamente trabajadas bañadas en oro, columnas y relieves. Isabel usó más de 100 kilogramos de oro para bañar molduras, esculturas y relieves de la fachada.

Cuando subió al trono Catalina la Grande amplió aún más las instalaciones del complejo, añadiendo al palacio salas y jardines, apartamentos para su uso personal, pabellones y puentes en los jardines y construyó otro palacio, el Palacio de Alexander, de estilo neoclásico, como regalo de casamiento para su nieto, el futuro zar Alexander I.

Palacio de Catalina

Qué ver en el Palacio de Catalina

El interior del palacio asombra por la lujosa decoración: mármoles, dorados, pisos de madera, relieves, molduras, columnas, frescos en paredes y techos.

No hay sala o corredor que no merezca ser admirado en la visita. Pero estas son algunos de los espacios más espectaculares del Palacio:

  • La Gran Sala o Sala de las Luces: es la sala más grande del palacio (800 m2). Ocupa todo el ancho del palacio y tiene ventanas en ambos lados. Las paredes están totalmente trabajadas con relieves, el techo pintado con escenas que representan la Alegoría de Rusia, la Alegoría de la Paz y la Alegoría de la Victoria. El piso de madera es un verdadero trabajo de marquetería. Allí se celebraban bailes, recepciones oficiales y banquetes. 
  • La Cámara de Ámbar: es la joya del palacio y una de las más bellas salas palaciegas del mundo. Los paneles que cubren las paredes, los zócalos y muebles, están cubiertos por miles de astillas de ámbar. Tanto el ámbar como algunos paneles terminados fueron un regalo para Pedro I de parte de Federico Guillermo I, rey de Prusia.  Catalina II ordenó reemplazar algunos  paneles de la sala, que estaban pintados, por nuevos paneles hechos de ámbar. También se hicieron pedestales para las columnas y molduras. En total se usaron 450 kilogramos de ámbar. 
  • Comedor Formal Blanco: es el comedor que Catalina II usaba para banquetes formales. Anteriormente las paredes estaban cubiertas en paneles de damasco, pero fueron reemplazados por obras de un pintor alemán. Las mesas y sillas son doradas, la vajilla de porcelana es la original de Isabel I, las molduras de yeso de puertas, techo y paredes están doradas. 
  • Comedor verde: es uno de los apartamentos privados del palacio. Fue creado por Catalina II para su hijo Pablo. Las paredes en color verde pálido están decoradas con molduras, frisos y medallones con motivos que recuerdan a las villas griegas, igual que las esculturas adosadas a las paredes. Las puertas están decoradas con motivos típicos de la Antigua Roma.

Parque de Catalina

Está dividido en dos sectores: el Jardín Antiguo u Holandés y el Jardín Inglés.

El Jardín Antiguo está diseñado en forma de terrazas y se ubica al frente del palacio. Un curso de agua, llamado Vaganza, baja de una terraza a la otra y alimenta las fuentes. Está decorado con esculturas y un gran lago.

Dentro del jardín hay varios pabellones y sectores: las Casas de Baño Superior e Inferior, con salas para baños de vapor y salas de relax; el Hermitage, un enorme pabellón para recepciones, lujosamente decorado; el Jardín de Esculturas; La Gruta; etc.

Para construir el Jardín Inglés se crearon colinas artificiales, cursos de agua y se plantaron plantas de muchas especies diferentes. El paisaje de este jardín exótico se completa con puentes, columnas, esculturas, obeliscos, pirámides y varios pabellones: la Sala de las isla, usada para conciertos y descanso; el Baño Turco, decorado al estilo marroquí; la sala de Conciertos, concebida como un templo dedicado a la diosa Ceres y posteriormente usada para conciertos; el Pabellón Chino o Casa de Verano y varios otros pabellones.

Visita el Palacio de Catalina en Pushkin

La mejor forma de descubrir las maravillas del Palacio de Catalina es junto a un guía de habla hispana que pueda revelarte todos sus secretos. En nuestra visita al palacio pasearemos por la magnífica Sala de la Luz, ingresaremos en la famosa Sala de Ámbar y visitaremos los grandiosos jardines. Será un paseo soñado.

Parque de Catalina

Palacio y Jardín de Alejandro

El palacio que Catalina II regaló a su nieto Alejandro, construido en estilo clásico por el arquitecto italiano Quarenghi, es considerado una de las obras maestras del mundo por su bella arquitectura.

Frente a la fachada principal se alza una columnata doble de columnas corintias, frente a la cual hay dos esculturas de niños jugando sendos juegos típicos rusos.

La planta inferior estaba destinada al séquito de la familia imperial, aunque posteriormente se usó como espacio de descanso para miembros de la familia. En época de Nicolás II toda la planta se transformó en departamentos privados para el zar y su esposa.

Tres de las diez habitaciones privadas fueron totalmente reconstruidas y se pueden visitar.

El Parque de Alejandro también estaba dividido en dos sectores: el Jardín Nuevo, con puentes, pabellones, un teatro, arcos y pasajes, senderos y parterres, y el Jardín Paisajista, que alberga establos, una granja, una capilla y el Arsenal, donde el zar exhibía su colección de armas antiguas de Oriente y Europa.

Mapa de palacios y jardines de Tsarkoye Selo

Mapa de palacios y jardines Tsarkoye Selo

tsarskoye selo

Horario: 

Palacio de Catalina

De octubre a abril de 10:00h a 16:45h; de mayo a septiembre de 12:00h a 18:00h y de junio a agosto de 12:00h a 19:00h.

Jardín de Catalina

Todos los días de 7:00h a 21:00h. 

Palacio de Alejandro

Cerrado por restauranción. Para más información visitar su página web.

Jardín de Alejandro

Todos los días de 7:00h a 23:00h.

Precio: 

Palacio de Catalina: 700RUB. Entrada libre para menores de 16 años.

Jardín de Catalina: 120RUB. De mayo a finales de septiembre gratis.

Palacio de Alejandro: cerrado temporalmente.

Jardín de Alejandro: gratis.

Entrada gratis con la St Petersburg Card.

Dirección: 

Garden St, 7, Pushkin, g. Sankt-Peterburg, Rusia, 196601.

Teléfono: +7 812 4652024

Cómo llegar: 

Tren: suburbano desde la Estación Central Vitebsky, hasta estación Tsarkoye Selo; luego autobús líneas 371 o 382, o minibus líneas  371, 377 o 382.