Marshrutka en San Petersburgo

La marshrutka o marshrutnoe taksi es un transporte muy popular en San Petersburgo, a pesar de ser transporte privado y más caro que el transporte público.

Verás estas furgonetas blancas o mini buses por toda la ciudad, ya que su uso se ha extendido tanto que incluso han reemplazado a los autobuses en ciertas rutas. Aunque no son muy cómodas, porque el espacio entre asientos es pequeño, el servicio es rápido y eficiente.

Llegan a casi todos los puntos de la ciudad, aunque las rutas no siempre coinciden con las de los autobuses. Como en resto del transporte, las rutas que se indican en las paradas sólo están en cirílico y los conductores suelen hablar sólo ruso. 

Las  marshrutka están identificadas con una letra "K" antes del número.

Aunque el ascenso está sólo permitido en las paradas oficiales (por lo general, las mismas que de los autobuses), se puede descender en cualquier lado. Es necesario avisar al conductor en el momento en que queremos bajar. Si quieres hacerte entender, puedes decir "astanovitye, pazhaluista" (deténgase, por favor)

El billete cuesta 36 RUB - 0,46 € - 0,41 usd y la tarifa es fija, independiente de la distancia. Para pagar, hay que entregar el dinero al conductor, pasándolo al pasajero que está sentado en el asiento delante del tuyo. Recuerda que no se aceptan tarjetas de transporte en estos minibuses.

Las  marshrutka funcionan entre las 7 de la mañana y las 11 de la noche, aproximadamente.

Si quieres experimentar el viaje en  marshrutka, puedes viajar tranquilo y sin temor a perderte cuando visites Peterhof, Tsarkoye Selo o Pavlovsk.