Metro de San Petersburgo

¿Te parece raro que viajar en metro sea una atracción turística? Es que el metro de San Petersburgo tiene características muy particulares, sin mencionar el hecho de que es una maravilla de la tecnología, teniendo en cuenta las dificultades que presentó su construcción en una zona pantanosa e inundable.

En primer lugar, es el más profundo del mundo: aunque la profundidad media de las estaciones es de 60 metros bajo el nivel de la calle, hay algunas que están a 100 metros. El traslado en escalera mecánica hasta el andén llega a durar, en algunos casos, hasta tres minutos. Cuatro de las cinco líneas existentes pasan bajo el río Neva.

En segundo lugar, la decoración de muchas estaciones te hará preguntarte si no estás en un palacio: hay mármoles, esculturas, coloridos mosaicos. De hecho, el metro fue concebido como "el palacio del pueblo" por Stalin, quien planificó su construcción, aunque la primera línea, la 1, no se inauguró hasta 1955, después de su muerte. 

  • La Línea 1 (roja) es, justamente, la que mejor refleja el espíritu con que se concibió el metro de San Petersburgo: majestuoso y triunfalista. Una de las estaciones más espectaculares es Avtovo. Dieciséis de sus cuarenta y seis columnas están recubiertas de cristal de Bohemia tallado con incrustaciones de oro y plata y lujosas arañas colgando sobre las vías. La estación Pushkinskaya está casi íntegramente revestida en mármol, y en Kirovskiy Zavod abundan los relieves en hierro que representan temas relacionados con la mecánica, mientras que en Nárvskaia hay frisos que tienen por tema los oficios.
     
  • La Línea 2 (azul) se inauguró en 1967 durante el gobierno de Kruschov. No es tan espectacular como la línea 1, pero tiene una característica particular: en los andenes se usó el sistema de "ascensor horizontal": las vías no están a la vista sino tras muros de metal con aberturas. Los trenes se detienen haciendo coincidir sus puertas con las aberturas.
     
  • La línea 3 (verde) fue inaugurada durante el gobierno de Brezhnev, en 1967. Su característica son las estaciones temáticas.
     
  • La línea 4 (amarilla), es de 1985. La estación más interesante es Sportívnaya, decorada con motivos  inspirados en la Grecia Antigua.
     
  • La línea 5 (violeta), se inauguró en el 2008 y, aunque es moderna y funcional, le falta el encanto que sí tienen las más antiguas.

Visita el metro de San Petersburgo

Si tienes ganas de descubrir las bellezas que esconde el metro sin perderte detalle de sus curiosidades históricas te recomendamos hacer la visita en compañía de un guía de habla hispana. Nuestro tour por el metro de San Petersburgo te llevará a conocer los rincones más increíbles de este mundo subterráneo durante cuatro horas junto a un guía experto.