Noches Blancas

El fenómeno atmosférico llamado "Noches blancas" (Béliye Nóchi, en ruso) es típico de las regiones cercanas al Círculo Polar Ártico y se produce en primavera y principios del verano, desde comienzos de mayo hasta mediados de julio.

San Petersburgo es una de las ciudades del mundo más cercana al Círculo Polar Ártico (y la más cercana que supera el millón de habitantes) y las Noches blancas forman parte de las atracciones de la ciudad.

En esta época el sol no llega a ponerse nunca en forma completa (nunca está por debajo de la línea del horizonte), y durante toda la noche el cielo sigue iluminado con una luz difusa, semejante a la del atardecer.

Si bien hay varias ciudades del mundo en que se puede presenciar este fenómeno, en San Petersburgo se ha convertido en algo especial y típico. Se celebra a lo grande la llegada del solsticio, con un festival de fuegos artificiales y comienza una época especial en la ciudad: los restaurantes están abiertos hasta la madrugada, la gente anda por las calles toda la noche, especialmente los fines de semana, hay espectáculos de folclore, ballet y ópera al aire libre, se levantan los puentes por las noches y se da oficialmente apertura a las fuentes del Palacio Peterhof.

Si quieres presenciar este espectáculo único, visita San Petersburgo en primavera y tu viaje será realmente inolvidable.

noches blancas