Catedral San Nicolás

Muy cerca del Teatro Mariinsky se levanta la Catedral de San Nicolás de los Marinos o San Nicolás del Mar, llamada popularmente  "Catedral de los marineros".

La primera iglesia, construida en madera, se levantó en una zona habitada principalmente por marinos, y a ellos fue dedicada. Se llamaba "San Nicolás el Hacedor de Milagros". Cuando el área comenzó a crecer, la Emperatriz Isabel ordenó la construcción de una iglesia en piedra.

La catedral ortodoxa fue construida entre 1753 y 1762 en estilo barroco pero conservando los elementos tradicionales de las iglesias ortodoxas. Fue consagrada a San Nicolás de Bari, santo patrono de los navegantes. Para diseñarla se eligió a Savva Chevakinsky, arquitecto naval, y su construcción fue patrocinada por integrantes del Almirantazgo de San Petersburgo.

San Nicolás se convirtió en Catedral Naval en 1762 por orden de Catalina la Grande. 

Diseño e interior de San Nicolás

La catedral está formada por dos iglesias superpuestas y un campanario de cuatro pisos, rematado por una larga aguja, separado del cuerpo principal de la iglesia. En la iglesia inferior se celebran los oficios religiosos cotidianos, mientras que la superior sólo se usa para celebraciones solemnes.

La fachada en blanco y azul está decorada con columnas y arquitrabes. La iglesia está rematada por cinco cúpulas doradas, la más alta de las cuales mide 52 metros.

El interior está decorado con escenas de la historia naval de Rusia. Entre las más destacadas están los diez  iconos que regaló Catalina la Grande en 1762, con marcos de oro y adornados con piedras preciosas, que recuerdan diez batallas navales en el Mar Negro y el Mediterráneo, en las que Rusia triunfó sobre Turquía.

En 1907 se colgaron en la pared sur de la iglesia dos placas de mármol con los nombres de los marinos rusos que murieron entre 1904 y 1905, en la guerra ruso-japonesa. Y en la plaza frente a la catedral se erigió un monumento en memoria de los marinos que perdieron la vida en 1905 en el buque de guerra Alexander III. En 1989  agregó a la catedral una placa  en honor de los 42 marinos que murieron en la costa de Noruega el 7 de abril de ese año, en la explosión de un submarino nuclear ruso.

El atractivo principal de la iglesia es el icono de San Nicolás el Hacedor de Milagros, un regalo de marinos griegos. El icono fue robado por los franceses en 1812 y retornó a la iglesia durante el reinado de Nicolás I, en 1835. 

Una iglesia especial

Para los habitantes de la ciudad esta catedral tiene un carácter especial, ya que es una de las pocas que no fue cerrada durante el gobierno del Sóviet y nunca dejó de celebrar oficio religioso desde el momento de su consagración. 

catedral san nicolas

Horario: 

Todos los días de 7:00 a 19:00 horas.

Precio: 

Gratis.

Dirección: 

Nikolskaya pl., д.1/3, Sankt-Peterburg.

Teléfono: +7 812 7147085

Cómo llegar: 

Metro: estación Sennaya.

Autobús: K-7, K-124, K-195 y K-212.

Tranvía: nº 3.