Museo Hermitage

El origen del museo, actualmente uno de los más importantes del mundo, fue la compra en 1764, por parte de Catalina la Grande, de la invaluable Colección Gotzkowsky,  225 pinturas que pertenecían al rey Frederick II de Prusia, obras de artistas como Rubens, Rembrandt, Van Dyck, Tiziano, Rafael y Holbein, entre otros.

Entre 1765 y 1766 Catalina ordenó la construcción de un edificio de dos pisos anexado al Palacio de Invierno, ubicado en la Plaza del Palacio, para hacer reuniones íntimas y mostrar parte de sus colecciones de arte, que no paraban de crecer.  

Este nuevo edificio fue bautizado más tarde como "Pequeño Hermitage". Su estilo neoclásico armoniza perfectamente con el del Palacio de Invierno. La fachada está decorada con columnas  corintias y los dos pabellones opuestos, al norte y al sur, fueron conectados a los otros edificios del complejo mediante galerías y un Jardín Colgante.

En 1769 Catalina adquirió la Colección Bruhl, compuesta por grabados, dibujos y más de 600 cuadros de artistas holandeses, franceses, italianos y alemanes.

En 1771 un nuevo edificio, levantado próximo al Malecón del Neva, se agregó al complejo: el Gran Hermitage, de tres pisos en estilo neoclásico y con una fachada decorada con líneas verticales y horizontales. En 1792 se agregó a este edificio la Sala Rafael, para albergar frescos provenientes del Vaticano. Más tarde se construyó un puente que conectaba este edificio con el Teatro, construido entre 1783 y 1787 al otro lado del Canal de Invierno.

Nuevas colecciones se agregaron en 1772 (Colección Antoine Crozat), 1781 (Colección Conde Baudouin) y 1787 (Colección John Lyde-Brown).

Entre 1787 y 1795 se construyó la Sala San Jorge o Sala del Trono, de 800 m2 de superficie, con columnas corintias de mármol de varios colores, pisos de madera y ornamentos de bronce. Fue destruida en el incendio de 1837 y reconstruida, aunque no  como la original.

Se cree que durante su vida Catalina II compró alrededor de 4.000 pinturas, 10.000 grabados, 10.000 dibujos, 38.000 libros y 16.000 monedas y medallas. 

Palacio de Invierno

Palacio de Invierno

El Palacio de Invierno es un símbolo de San Petersburgo y su historia tiene origen en la época de Pedro I.

En 1708 se construyó un palacio de madera que fue reemplazado, en 1711, por un palacio de piedra. Sobre los restos de ese palacio se levantó luego el Palacio de Invierno. Partes del palacio original fueron reconstruidas y se pueden visitar.

En 1731 la Emperatriz Anna Ioannovna ordenó reconstruir y ampliar el palacio de Pedro I. Las tareas terminaron en 1735 y durante 17 años fue usado por la Emperatriz Anna, hasta que la Emperatriz Isabel decidió ampliarlo aún más.

El nuevo diseño fue aprobado en 1754 y construido entre 1754 y 1762. Cuando fue terminado, reinaba Pedro III. En 1763, después de su coronación, el Palacio fue ocupado por Catalina II, quien invirtió enormes sumas en la fastuosa decoración del mismo para que estuviera a la altura de los más lujosos palacios de Europa.

El Palacio tiene un patio central al que se accede por tres arcadas desde la Plaza del Palacio. Tiene dos niveles y las fachadas están decoradas con columnas jónicas y estatuas.

A lo largo de los siglos XVIII y XIX se agregaron nuevas salas y galerías. Pero en 1837 un gran incendio destruyó casi todo el interior del Palacio que obligó a derrumbar tres corredores para que el fuego no llegara al Hermitage. El zar Nicolás I ordenó reconstruirlo por completo, recreando incluso la lujosa decoración original, tarea que se completó en un año.

El último zar que usó el Palacio de Invierno como residencia fue Alejandro II, quien murió asesinado. Sus sucesores, Alejandro III y Nicolás II prefirieron, por seguridad, residencias en Tsarskoye Selo, en las afueras de San Petersburgo.

El Palacio de Invierno fue testigo y protagonista de importantes acontecimientos históricos, como el Domingo Sangriento, en 1905; la creación de la Duma en 1906; sede del Gobierno Provisional desde la Revolución de febrero de 1917; el Asalto al Palacio de Invierno y posterior saqueo en octubre del mismo año. Ese mismo mes fue convertido en sede del Museo Estatal Hermitage.

Sufrió graves daños durante el Sitio de Leningrado y fue reconstruido después de la guerra para devolverle su antiguo esplendor.

Plaza del Palacio

Plaza del Palacio

Esta enorme plaza semicircular frente al Palacio de Invierno es la más importante de la ciudad. Funciona como nexo entre Nevsky prospect y el Puente del Palacio, que lleva a la Isla Vasilievski.

Impresiona tanto por su tamaño como por su entorno: está rodeada por el Palacio de Invierno por un lado, el Cuartel del Cuerpo de Guardias por otro, el edificio del Estado Mayor en el lado sur, en forma de arco y en cuya parte central hay un enorme arco triunfal doble coronado por una cuádriga de bronce.

En el centro de la plaza se alza la Columna de Alejandro, en granito rojo, de más de 43 metros de altura, lo que la convierte en la más alta del mundo. Está hecha de una sola pieza de granito de 25,5 metros de largo. La columna está coronada con un ángel con una cruz, y apoyada sobre un pedestal adornado con bajorrelieves de temática militar y las figuras alegóricas de la Sabiduría, la Victoria, la Justicia y la Paz, entre otras. El apoyo es tan perfecto que la columna no está sujeta a la base, sólo apoyada.

Fue emplazada allí en 1834 por orden de Alejandro I, quien decidió convertir la plaza en un monumento a la victoria de Rusia sobre las fuerzas napoleónicas.

Visita el Hermitage con un guía experto

El Museo Hermitage es un complejo de varios edificios y muchísimas salas, que alberga más de tres millones de obras y objetos. Si no quieres perderte lo más importante de este museo, te aconsejamos hacer un tour en español acompañado por un guía que te explicará cada detalle.

 

interior museo hermitage

Horario: 

Martes, jueves, sábado y domingo de 10:30 a 18:00 horas. Miércoles a viernes de 10:30 a 21:00 horas. Lunes cerrado.

Precio: 

Museo principal y Palacios: 600RUB.

Dirección: 

Palace Square, 2, Sankt-Peterburg, Rusia.

Cómo llegar: 

Metro: paradas Admiralteyskaya, Nevsky Prospekt o Gostiny Dvor.

Autobús: 7, 10, 24 y 191.

Trolleys: 1, 7, 10 y 11.