Palacio Charlottenburg

El Palacio Charlottenburg es el complejo real más grande y más bello de Berlín.

El ahora llamado Palacio Antiguo fue construido en 1699 en estilo barroco, como palacio de verano para Sofía Carlota, esposa de Federico III y primera reina de Prusia. Está rodeado por un gran jardín de estilo barroco.

En el siglo XVIII Federico el Grande amplió tanto las instalaciones como el jardín, y también se redecoraron las salas del palacio, en estilo rococó, imperante en la época. Esta ampliación se conoce como Ala Nueva.

Durante el siglo XIX se hicieron nuevas ampliaciones y redecoraciones de las salas.

El palacio sufrió severos dañados durante la Segunda Guerra, especialmente la segunda planta, y se reconstruyó a partir de 1950. En la primera planta, sin embargo, se conserva gran parte de la decoración y mobiliario originales.

Qué ver en Charlottenburg

Algunos de los espacios más sorprendentes son la Galería Dorada, considerada una de las salas de estilo rococó más bellas de Europa; la Galería Gran Roble (salón para banquetes), el Salón Blanco, la Capilla, la Cámara Plateada (donde se exhibe una vajilla de 2600 piezas de plata) y el Gabinete de la Porcelana, de estilo rococó, con miles de objetos de este material en exhibición

También se pueden visitar los apartamentos de Federico el Grande, Federico Guillermo II, Federico Guillermo III y Federico Guillermo IV.

Una de las joyas de este palacio era la Habitación de Ámbar, decorada íntegramente en este material. Federico Guillermo I se la envió como regalo al Zar Pedro el Grande en 1716, y hoy se puede ver en el Palacio de Catalina en Tsarkoye Selo, San Petersburgo.

Jardines de Charlottenburg

Sin duda, el jardín es el espacio más bello de todo el complejo. El jardín original fue diseñado en estilo barroco francés. Pero, al igual que el palacio, las ampliaciones fueron realizadas en distintos estilos. Así, la parte más cercana al río Spree es un hermoso jardín estilo inglés.

El jardín exterior es de acceso libre y gratuito, pero para acceder al jardín interior y sus instalaciones hay que pagar una entrada.

En ese sector, entre fuentes, estatuas, arboledas y canteros floridos, se alzan el Nuevo Pabellón, el Belvedere (con una impresionante colección de porcelana KPM), el Mausoleo de la Reina Luisa, el Museo de Prehistoria (que funciona en el antiguo teatro del palacio), la Orangerie, la Casa de Té, la Isla de Luisa y el Pabellon Schinkel (casa de verano de Federico Guillermo II).

Horario: 

De abril a octubre: martes a domingo de 10:00 a 18:00
De noviembre a marzo: martes a domingo de 10:00 a 17:00.

Dirección: 

Spandauer Damn 10

Precio: 

Palacio Viejo: 10 €
Ala Nueva: 6 €

Cómo llegar: 

U-Bhan línea U2, estación Sophie-Charlotte Platz.
Autobús líneas 309 o M45, parada Schloss Charlottenburg; líneas 109 o M45, parada Luisenplatz/Schloss Charlottenburg.