Berlín con niños

La capital alemana es una ciudad muy amigable con los niños. Tiene muchas atracciones, tours y actividades especialmente diseñadas para ellos, y otras tantas con propuestas adaptadas a sus deseos y necesidades. Es muy fácil disfrutar unas vacaciones en Berlín con niños, ya que muchas de las principales atracciones de la ciudad también tienen su encanto especial para los más pequeños. Aquí te presentamos algunos de los lugares imprescindibles para las familias de paso por Berlín.

Por otra parte, cuando estés configurando tu itinerario, échales un vistazo también a nuestras visitas guiadas por Berlín y excursiones a los alrededores. Seguramente, encontrarás entre ellas algunas que sean justo a la medida de tu familia. ¡Adelante!

Berlín con niños

MACHmit Museum

Un museo para niños donde podrás pasar unas horas de diversión con los más pequeños. La propuesta incluye talleres, exposiciones y espacio de juego libre. Las exposiciones son interactivas y abordan diversas temáticas del mundo natural y la esfera cultural. Lo mejor es que, además de poder compartir las actividades con los niños, también podrás tomarte un momento de descanso en la cafetería, que tiene muy buenos precios, y disfrutar bebiendo algo mientras ellos se lo pasan en grande.

Precios

General: 4,50 €

Niños: 3 €

Legoland Discovery Center

Con diez espacios temáticos distintos para jugar, explorar y construir, un tour por la fábrica de Lego, cines 4D y dos miniatracciones mecánicas para toda la familia, la propuesta de Legoland Discovery Center asegura, al menos, medio día de pura diversión. La exposición de la ciudad de Berlín en miniatura hará las delicias de los adultos tanto como de los pequeños. También tiene una cafetería y un centro de compras del que será imposible salir sin un nuevo set para añadir a la colección familiar.

Precios

General: desde 13 €
Menores de 3 años: gratis

Museo für Naturkunde

El Museo für Naturkunde de Berlín también es un maravilloso lugar para recorrer junto con niños. Los gigantescos esqueletos de dinosaurios que encontrarán apenas entren, servirán para poner a los niños en sintonía. A partir de allí, podréis continuar con el recorrido por las diversas áreas, muchas de las cuales están especialmente adaptadas para los peques. Las muestras de minerales y dinosaurios serán sin duda las estrellas en el paseo, pero la exposición sobre el Sistema Solar y la Tierra, también resultará atractiva.

Precios

General: 8 €
Menores de 15 años: 5 €

Torre de Televisión

En el centro de la Alexanderplatz, un punto imperdible en el recorrido por Berlín, se alza la Torre de la Televisión. Con 368 metros de altura, es la construcción más alta de la ciudad y ofrece maravillosas vistas de Berlín a sus pies. Tanto el ascenso como las panorámicas resultan sumamente entretenidos para los niños. Además, en la punta de la torre hay un excelente restaurante con buenos precios, en el que podrán beber o comer algo. También es una buena idea ir de noche para que puedan apreciar el hermoso espectáculo que ofrecen las luces de la ciudad.

Precio

General: 16,50 €
Niños 4-14 años: 9,50 €

Torre de televisón, Berlín

Postdam

Una ciudad que cuenta con nada menos que 500 hectáreas de parques, a solo 30 minutos de viaje de Berlín, es un verdadero paraíso para las familias. Con sus más de 20 palacios, Postdam ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y ofrece una oportunidad excepcional para hacer un recorrido en bicicleta y admirar sus bellezas naturales y arquitectónicas.

Si quieres conocer más acerca de su historia, te recomendamos echarle un vistazo a este tour desde Berlín en el que los niños menores de 11 años no pagan. Podrás conocer las bellezas de la ciudad en compañía de un guía especializado durante la mañana y quedarte a disfrutar a tu aire y en familia desde las 15:00, cuando el tour finalice.

Potsdam, Alemania

Museo de Pérgamo

El museo más popular de la Isla de los Museos tiene muchísimos tesoros que sorprenderán a los niños. Entre ellos destaca el Altar de Zeus, una increíble y colosal edificación, que dejará a toda la familia con la boca abierta. Las impresionantes esculturas con las que está adornado el monumento representan una lucha entre dioses y gigantes: los niños no podrán creer lo que ven.

El Museo de Pérgamo tiene actividades y propuestas para niños durante todo el año. Consulta la página web para asistir en el día y horario que mejor os encajen.

Precios

General: 12 €
Menores de 18 años: 6 €

Espejos de agua

Los espejos de agua son otro de los encantos de Berlín que se pueden disfrutar plenamente en familia. Podrás encontrar muchos de estos espacios en Berlín. Nuestros preferidos son:

  • Río Spree. Es uno de los ríos más bonitos de Alemania, y recorre el centro de Berlín a lo largo de 44 kilómetros. Un paseo por la orilla del río Spree será divertido para todos. Sin duda encontrarán algún bar con terraza donde tomar algo relajadamente, pero también pueden subirse a un barco para conocer Berlín desde el agua o alquilar bicicletas para recorrer la ribera sobre ruedas. En cualquiera de sus versiones, el paseo por el Spree es entretenido para adultos y niños por igual.

  • Lago Weiber See. Tiene una bonita fuente central y está rodeado de espacios verdes. Los niños pueden jugar en la arena y bañarse en una zona habilitada y con baños públicos cerca. También hay lugares para comer y una zona de juegos con una increíble estructura para trepar.

Río Spree, Berlín

FEZ Berlín

Es un centro para niños, jóvenes y familias, con más de 100 mil metros cuadrados. Allí encontrarás parques infantiles, un museo, el teatro de Astrid Lindberg, cine, sala de conciertos, un bosque, una piscina cubierta… ¡La lista es interminable! Y a eso deberás agregar los múltiples talleres, eventos y celebraciones. Los niños podrán pasear en barco, hacer música, trepar y buscar tesoros, entre muchas otras cosas.

Hay tantas actividades que no podréis hacerlo todo, pero la diversión estará asegurada. Consulta el calendario y los horarios antes de planear la visita para no perderte los mejores eventos.

Precio

Los precios varían dependiendo de la actividad.

Museumsdorf Düppel

Mucho más que un museo al aire libre. Es un centro de arqueología experimental que ha construido un verdadero pueblo medieval en medio de Berlín. Los niños se sorprenderán con las construcciones, la vestimenta y las actividades que se desarrollan allí. Hay casas, graneros, campos y jardines, todo perfectamente ambientado.

Abierto desde Pascua hasta octubre, es una fabulosa opción para niños de todas las edades. Los domingos hay demostraciones de técnicas ancestrales de costura, cocina y cerámica, entre otras. Un lugar espléndido para conocer y divertirse en familia.

Precio

General: 4 €
Menores de 18 años: gratis

Autobús turístico

Un autobús turístico es una mina de oro para las familias con niños. Te da la oportunidad de conocer las principales atracciones de la ciudad, de una manera que resulta cómoda y práctica para ti y entretenida para los niños. En Berlín hay un excelente autobús con dos rutas distintas que te permite subir y bajar tantas veces como quieras durante 24 o 48 horas. En cualquiera de las dos opciones, los niños pagarán la mitad.

Puedes reservar los lugares ahora mismo disfrutar del paseo apenas lleguéis a la ciudad. Échale un vistazo al tour para conocer las paradas de cada ruta y elegir el billete que más se adapte a tus necesidades.

Recuerda que si tienes un bebé será más cómodo llevarlo en el portabebés que con un carrito.

Precio

General: desde 22 €
Niños: desde 11 €

Comer en Berlín con niños: kindercafes

A lo largo y ancho de Berlín hay cafeterías ideales para niños. Según el caso, el espacio de juegos puede tener piscina de bolas, libros, pizarras ¡y hasta arenero! Los peques podrán campar a sus anchas mientras los padres bebemos o comemos algo con total tranquilidad, viéndolos jugar. Encontrarás sitios de este tipo en todos los barrios, así que haz un escaneo en la zona de tu alojamiento tan pronto llegues a la ciudad para convertir el kindercafe de la zona en tu refugio cotidiano durante el viaje.

Moverse por Berlín con niños

Los niños menores de seis años viajan gratis en el sistema de transporte público, mientras que los menores de 14 tienen tarifa reducida.

Para llegar desde el aeropuerto hasta el hotel, un servicio de traslado hará las cosas mucho más simples. Puedes reservarlo ahora mismo y dejar la llegada de tu familia a Berlín completamente resuelta de antemano.