Itinerarios y rutas en Kioto

Si tienes poco tiempo para visitar Kioto, o no quieres perderte ningún detalle a pesar de la diferencia de idioma, lo mejor será contratar un tour en español que te lleve a conocer los imprescindibles de la ciudad. Ahora bien, si dispones de tiempo para recorrer la ciudad con calma o sencillamente lo tuyo es ir por libre, aquí te proponemos un itinerario de tres días para conocer la ciudad a tu ritmo.

Día 1 de ruta por Kioto

Comenzaremos nuestro primer día en Kioto visitando el templo más famoso y concurrido de la ciudad: Kinkaku-ji, el Pabellón Dorado. El templo nos sorprenderá con sus placas de oro y su exquisita arquitectura. El ingreso al interior no está permitido, pero podremos observar desde afuera el estilo particular de cada una de sus plantas y deleitarnos con el reflejo del templo en las aguas del estanque que se encuentra a sus pies. El recorrido por los jardines será el cierre perfecto para la visita.

A continuación, pondremos rumbo al Palacio Imperial. Allí podremos hacer un recorrido circular para conocer el exterior de los edificios y los bellos jardines. Aunque tampoco podremos ingresar a los edificios, sí tendremos la oportunidad de entrever desde afuera sus detalles decorativos.

Ahora sí, y para sacarnos las ganas de ver una maravillosa construcción nipona por dentro, nos dirigiremos al castillo de Nijo. El soberbio edificio del periodo Edo se encuentra rodeado de espectaculares jardines. Daremos un paseo por ellos e ingresaremos en el palacio Ninomaru, donde veremos pinturas de la escuela Kano y conoceremos sus famosos pisos de ruiseñor, una singular herramienta defensiva.

Para conocer el ritmo de la Kioto moderna visitaremos después el mercado de Nishiki. En sus puestos probaremos platos e ingredientes locales y observaremos la vida cotidiana de los habitantes de la ciudad.

Templo Kinkaku-ji

Por último, si todavía quedan tiempo y ganas, pondremos rumbo al Museo Ferroviario. Allí podremos conocer la historia de los trenes en la ciudad de manera interactiva. Pasaremos un momento divertido en el simulador de conducción y terminaremos el día observando los trenes de la ciudad desde el mirador del museo.

Día 2 de ruta por Kioto

Comenzaremos nuestro segundo día en Kioto en el espectacular templo de Kiyomizu-Dera. Dedicado a la diosa Kannon, el templo destaca por la plataforma de madera que se sostiene sobre pilotes de trece metros de alto sobre la espesa vegetación del monte Otowa. Allí escucharemos la fascinante leyenda de los inicios del templo y disfrutaremos de espectaculares vistas de Kioto desde las alturas.

Nuestra siguiente parada será el Museo Nacional, donde podremos adentrarnos en el arte de Japón de los periodos Haian y Edo. La colección del museo se completa con artesanías y piezas de arqueología y nos servirá como una excelente introducción a la cultura de la ciudad.

Desde allí iremos a Tofuku-ji, un templo que destaca por sus maravillosos jardines, diseñados por un experto paisajista. Descubriremos en el lugar la simbología que guardan los elementos en los jardines zen y aprenderemos acerca de esta particular forma de meditación.

A continuación visitaremos Fushimi Inari, con sus preciosos toriis de color rojo. Los caminos en el monte nos llevarán a conocer distintos templos y podremos además probar platos relacionados con Inari en alguno de sus puestos de comida.

Si todavía queda tiempo y ganas, retrocederemos hasta Gion, el tradicional barrio de las geishas y el entretenimiento. Allí podremos terminar el día disfrutando de los faroles encendidos mientras tomamos algo en alguno de sus restaurantes.

Barrio Gion - Geishas

Día 3 de ruta por Kioto

Dejaremos nuestra tercera mañana en Kioto para visitar la localidad de Arashiyama. Pasearemos primero por el fabuloso bosque de bambú y nos perderemos en sus senderos con paisajes de otro mundo. Una vez que hayamos salido del bosque nos encontraremos con el templo Tenryū-ji. Dependiendo de la época del año, caminaremos por los jardines del templo bajo los rojos arces o los ciruelos en flor y disfrutaremos del impresionante paisaje.

Por la tarde podremos conocer los templos de Daitoku-ji. Ubicado en el norte de la ciudad, el complejo guarda 24 subtemplos conectados por caminos en medio de la naturaleza. La pequeña ciudadela invita a un recorrido a paso lento, con paradas en los templos abiertos al público y caminatas por sus célebres jardines.

Así terminaremos nuestro último día en Kioto. Esperamos que este itinerario te sirva de inspiración para planificar un recorrido a tu medida y disfrutar de la ciudad al máximo.