Ginkaku-ji (Pabellón de Plata)

El Ginkaku-ji es uno de los templos más visitados de Kioto y está considerado Patrimonio de la Humanidad, junto con otros monumentos históricos de la antigua Kioto.

Inspirado en la obra de su abuelo, creador del fabuloso Kinkaku-ji, el shogun Ashikaga Yoshimasa mandó a construir en 1474 un edificio de dos plantas que le sirviera como espacio de retiro y se convirtiera en templo budista después de su muerte.

Su idea original era recubrir el edificio en láminas de plata, así como su antecesor había mandado a recubrir el templo con láminas de oro. Sin embargo, el proyecto nunca llegó a materializarse y el templo no tiene la cubierta con la que su creador soñara. A pesar de eso, el lugar es conocido como Ginkaku-Ji (Pabellón de Plata).

Jardines de singular belleza

Aunque no esté recubierto el Ginkaku-Ji es de gran belleza y se encuentra rodeado de fabulosos jardines. Estos espacios abiertos, algunos cubiertos de musgo, otros de piedras y otros de arena, compiten en gracia y belleza con el templo y merecen por sí mismos una visita.

La perfección con la que están dispuestos cada uno de los elementos y su magnífico estado de mantenimiento, dan como resultado una experiencia impactante y conmovedora al mismo tiempo que invita al recogimiento.

La senda que serpentea por el predio propone un recorrido a través de asombrosos paisajes de cuidado diseño. Desde el punto más alto del camino ofrece maravillosas vistas del templo enmarcado por la naturaleza.

Ginkaku-ji (Pabellón de Plata)

Horario: 

Verano: todos los días, de 08:30 a 17:00.

Invierno: todos los días, de 09:00 a 16:30.

Precio: 

Entrada general 500 JPY.

Niños: 300 JPY.

Dirección: 

2 Ginkakujichō, Sakyō-ku, Kyōto-shi

Cómo llegar: 

Autobús: 5, 17 y 100.